Serious Seguridad
INTERNACIONALES: PUBLICADO EN REPORTERO24.COM

Militares venezolanos desconocen cómo operar armamento adquirido por Hugo Chávez: menos del 30% funciona

Crisis por falta de repuestos y las dificultades del personal en realizar las labores de inspección y mantenimiento, señaló un documento que refleja las grandes deficiencias operativas de la organización castrense.
12 de June de 2011

El documento obtenido por El Nuevo Herald reseña que sólo 13 de los 52 aparatos asignados al Ejército estaban en condiciones de ser piloteados para finales de mayo, mientras que los restantes esperaban ser reparados o se encontraban almacenados en espera de las debidas inspecciones.

El grueso de los aparatos averiados o en espera de mantenimiento son unidades de tecnología rusa que fueron adquiridas recientemente por el gobierno de Hugo Chávez, según el informe dirigido al comandante del Batallón de Helicópteros del Ejército.

Las Fuerzas Armadas venezolanas enfrentan grandes dificultades en incorporar las masivas compras de armamentos ruso y chino realizado por el gobierno venezolano, debido a la falta de capacitación del personal para el uso y mantenimiento de esta tecnología y por problemas en el suministro de repuestos y componentes, dijeron expertos.

Estos equipos -ya adquiridos o que están en vías de ser comprados en el marco de una ola de compras de armamentos que expertos colocan en cerca de $15,000 millones- también incluyen decenas de tanques, aviones, barcos, sistemas de radares y baterías de misiles antiaéreos.

Muchas de estas adquisiciones, sin embargo, han demostrado ser de difícil adaptación para el Ejército venezolano, comentó José Colina, un teniente venezolano exiliado que ha estado siguiendo de cerca el proceso.

Eso es lo que se está viendo reflejado en el caso de los nuevos helicópteros, sostuvo.

“Las aeronaves rusas están presentando una gran cantidad de fallas que han llevado a muchas de ellas a estar en estado inoperativo y a permanecer así debido a que no hay un sistema logístico adecuado para mantener a estas unidades”, expresó.

Algunas de las unidades afectadas no pasan del año y medio de servicio.

Sólo cuatro de los 20 helicópteros Mi-17V-5 que Venezuela adquirió en un contrato firmado en el 2006, están en condiciones de levantar vuelo. De esas 20 aeronaves, dos se perdieron en accidentes ocurridos el año pasado y las restantes 14 están varadas por fallas y falta de inspecciones, señaló el documento.

Las últimas cuatros de esas unidades llegaron al país sudamericano el año pasado.

Otras de las unidades que tienen problemas son los diez helicópteros de ataque Mi-35. Uno solo de ellos está catalogado como disponible en el informe.

El documento enumera tres helicópteros de transporte Mi-26, ninguno de los cuales estaba en condiciones de ser pilotado.

Rocío San Miguel, presidenta de la ONG Control Ciudadano, declaró que los problemas de reposición están plagando al Ejército y la Fuerza Aérea venezolana.

“Aeronaves que acaban de llegar al país apenas hace un año no están encontrando la línea natural de reposición que funcionaba con el sistema americano, que era mucho más expedito”, afirmó San Miguel, cuya organización monitorea al sector militar venezolano.

Las operaciones también están siendo afectadas por la manera como se están tomando las decisiones dentro de la línea de mantenimiento operativo de la Fuerza Armada Nacional, comentó.

“Se están encontrando muchas y diversas disfuncionalidades”, comentó San Miguel. “Intervienen demasiados actores ajenos a las propias instituciones. La Fuerza Aérea, por ejemplo, antes tenía el control del proceso de mantenimiento. Hoy en día la Fuerza Aérea ha perdido el control presupuestario para mantener a sus sistemas operativos”.

Muchas de estas decisiones son tomadas directamente por entidades que dependen de la vicepresidencia de la República y no por las propias fuerzas armadas, añadió.

Colina señaló que algunos de los equipos adquiridos se están dañando con rapidez en el clima cálido de Venezuela, porque muchos de ellos están diseñados para operar en países fríos y porque el personal no ha sido debidamente entrenado para mantenerlos.

“Se trata de una tecnología diferente a la que tradicionalmente hemos empleado. Muchos de nuestros oficiales y suboficiales de carrera fueron formados en Estados Unidos y ahora trabajan con equipos cuyas instrucciones vienen en otro idioma y emplean otra terminología”, comentó.

Pero incluso los helicópteros de fabricación estadounidense -la mayoría de los cuales llevan ya muchos años de servicio- muestran problemas, según el documento.

Sólo dos de los 12 helicópteros Bell 412 SP estaban operativos, el resto presentaba fallas o esperaba la debida inspección. Una situación similar registraban las unidades Ranger 206 y Sikorsky que aún mantiene el Ejercito Venezolano.

Colina señaló que el deplorable estado en que se encuentran los helicópteros del Ejército es ilustrativo del estado general de las otras ramas castrenses venezolanas.

“Esto es una fotografía exacta de lo que está pasando dentro de la Fuerza Armada Nacional y en especial dentro de la Fuerza Aérea”, afirmó Colina, antes de resaltar que Venezuela recientemente adquirió una gran cantidad de aviones rusos y chinos.

“Ellos están enfrentando un situación similar y tenemos estimaciones de que el número de estas aeronaves que están operativas no llega al 30 por ciento”, señaló.

Por Antonio María Delgado, para El Nuevo Herald - Publicado en Reportero 24