INTERNACIONALES: FRED LUCAS

Trump y su discurso sobre el Estado de la Unión: temas de importancia

El presidente estadounidense Donald Trump defendió la necesidad de contar...
31 de Enero de 2018

El presidente estadounidense Donald Trump defendió la necesidad de contar con una economía sólida, y presionó para lograr acuerdos bipartidistas en lo que tiene que ver con inmigración e infraestructura. También llamó a un 'nuevo momento americano', en su discurso sobre el Estado de la Unión de este próximo-pasado martes por la noche.

Donald Trump, Estado de la Unión'En Estados Unidos, sabemos que la fe y la familia, y no el gobierno y la burocracia, son el centro de la vida americana', dijo Trump. 'Nuestro eslogan es "En Dios confiamos"'. Agregaría luego: 'Los estadounidenses aman a su país. Y se merecen un gobierno que les demuestre el mismo amor y lealtad, como contrapartida'.

Los legisladores presentes interrumpieron el discurso en quince oportunidades, para compartir aplausos. El mandatario saludó a invitados especiales, en una galería que incluyó a un joven que fuera brutalmente apaleado en una cárcel norcoreana, y a los familiares de una niña asesinada por pandilleros de MS-13 (Mara Salvatrucha). 'Es el pueblo el que está haciendo que Estados Unidos vuelva a ser grande', señaló el presidente, haciéndose eco de su eslogan de campaña; el discurso se extendió por un total de 80 minutos.

 

A continuación, los puntos más destacados del discurso de Trump:

 

Recompensar al buen trabajador

Al referirse a un proyecto que el propio Trump firmara el pasado año, que buscaba facilitar el despido de malos empleados en el Departamento de Asuntos para Veteranos de Guerra, Trump solicitó al congreso que se consolide una reforma en el servicio público, a los efectos de promocionar su objetivo de 'drenar el pantano' en Washington. 'Todos los estadounidenses se merecen responsabilidad y respeto -y eso es lo que estamos obsequiándoles', señaló Trump. 'Así es que, esta noche, pido al Congreso para que otorgue poderes a los secretarios de Gabinete, para que cuenten éstos con la autoridad de recompensar a los buenos empleados, y de remover a aquellos empleados federales que comprometen la credibilidad de la función pública, o que le fallen al pueblo de los Estados Unidos'.


Un sistema inmigratorio para el siglo XXI

Durante cuatro décadas, dijo Trump, Washington ha intentado y ha fracasado a la hora de intentar resolver su problema inmigratorio, buscando 'llevar nuestro sistema inmigratorio hacia el siglo XXI'. 'Extiendo mi mano, para trabajar con los miembros de ambos partidos -Demócratas y Republicanos-, a los efectos de proteger a nuestros ciudadanos que tengan el pasado, el color y la religión que fuere', dijo el presidente.

 

'Mi tarea, y la sagrada tarea de cada funcionario electivo en esta cámara, es defender a los ciudadanos estadounidenses -proteger su seguridad, a sus familias, sus comunidades, y el derecho al sueño americano. Porque los estadounidenses también son soñadores [N. del T.: dreamers]'.

La propuesta de Trump -en lo que respecta a la cuestión inmigratoria- coincide con ofrecer amnistía para 1.8 millones de aquellos inmigrantes ilegales, que llegaron a EE.UU. siendo menores. La cifra es bastante más elevada que los 800 mil protegidos por la deportación bajo el programa DACA de la Administración Obama. A cambio de ello, Trump busca poner fin a la migración en cadena (cuando se otorga preferencia a los miembros de la familia de un ciudadano naturalizado), terminar con el sistema de lotería de visados, y contar con US$ 25 mil millones para incrementar la seguridad en la frontera sur (lo que incluirá un muro para separar a Estados Unidos de México).

 

Una nación de constructores

La Administración Trump presiona para consolidar una propuesta sobre infraestructura que cuente con un financiamiento de US$ 1 billón, y a criterio de reconstruir rutas, puentes y otro tipo de infraestructura pública. Bajo esta propuesta, el gobierno federal invertirá US$ 200 mil millones, y US$ 800 mil millones serán aportados por los estados de la Unión y por el sector privado. 'EE.UU. es una nación de constructores', dijo Trump. 'Hemos construído en Empire State en apenas un año -es lamentable que hoy se tarden diez años para obtener la aprobación de un permiso menor, para construir un simple camino'.

'Pido a ambos partidos que se reúnan para que podamos contar con una infraestructura moderna, segura, veloz y confiable; es la infraestructura que nuestra economía necesita y que nuestro pueblo merece'.

 

'2.4 millones de nuevos empleos'

Al referirse a la fortaleza de la economía, Trump se refirió al éxito de la reforma fiscal aprobada a fines de 2017 en el Congreso, que se ha conocido como Acta para Generación de Empleo y Recorte de Impuestos (Tax Cuts and Jobs Act). 'Nuestro masivo recorte de impuestos lleva un alivio tremendo a la clase media y a las pequeñas empresas', dijo Trump. Al menos 285 empleados han anunciado bonos para más de  3 millones de ciudadanos estadounidenses tras aprobarse la reforma de US$1.5 billones, que redujo los índices por persona, y recortó el impuesto corporativo del 35 al 21%, y cerró áreas grises. 'Desde aprobados los recortes impositivos, un aproximado de 3 millones de trabajadores ya han obtenido bonos surgidos de esos recortes -en muchos casos, de miles de dólares por empleado', apuntó Trump.

'Desde los comicios, hemos creado 2.4 millones de nuevos empleos, incluyendo 200 mil nuevos empleos en la industria de manufacturas. Tras años de asfixia salarial, finalmente hemos visto los salarios aumentar'. Trump señaló que los pedidos por desempleo se ubicaron en el índice más bajo de los últimos 45 años. Dijo: 'El desempleo en la comunidad afroamericana se ubica en los registros más bajos de la historia', en tanto el 'desempleo de hispanos estadounidenses también ha alcanzado los niveles más bajos en la historia del país'. 'El mercado de valores ha consolidado un récord tras otro, ganando US$8 billones en valor agregado', dijo el mandatario. 'Son grandes noticias para los estadounidenses retirados, para los pensionistas y para las cuentas de ahorro destinadas a educación universitaria'.

 

Recompensar a los amigos de los Estados Unidos

 

Trump trajo a colación el voto de desaprobación, desde Naciones Unidas, ante el reconocimiento estadounidense de Jerusalén como capital del Estado de Israel. Vinculó ese tema con la ayuda financiera a países que votaron contra Estados Unidos. 'Poco después, docenas de naciones votaron en la Asamblea General de la ONU contra el derecho soberano de los Estados Unidos de hacer este reconocimiento', dijo.

'Los contribuyentes estadounidenses generosamente envían, a esos mismos países, miles de millones de dólares cada año', dijo Trump. 'Esa es la razón por la cual, esta noche, estoy solicitando al Congreso que los dólares destinados a asistencia financiera al extranjero sirvan a los intereses estadounidenses, y que solo se destinen a los amigos de los Estados Unidos'.


Mantener en operaciones el penal de Guantánamo

A comienzos del martes, Trump había dicho que puso en marcha una orden ejecutiva para mantener en funciones al controvertido centro de detención de Bahía de Guantánamo, a los efectos de retener a terroristas y a otros combatientes enemigos -su predecesor, Barack Obama, había prometido clausurar, pero sin éxito. 'Acabo de firmar una orden, por la cual exijo al Secretario Mattis que reevalúe nuestra política militar de detenciones, y para que se mantengan abiertas las instalaciones en Guantánamo', dijo Trump, refiriéndose al Secretario de Defensa, James Mattis.

'De igual manera, exijo al Congreso que garantice que, en el combate contra ISIS y al-Qaeda, continuemos contando con el poder necesario para detener a terroristas -donde sea que los estemos persiguiendo', dijo. Adicionalmente, el jefe de estado americano subrayó las victorias obtenidas sobre el Estado Islámico, ejército terrorista también conocido como ISIS, que supo operar en Irak y Siria. 'El pasado año, prometí que trabajaríamos con nuestros aliados para eliminar a ISIS de la faz de la Tierra', dijo Trump. 'Un año después, me enorgullezco de informar que la coalición constituída para derrotar a ISIS ha liberado casi el ciento por ciento del territorio otrora en control de estos homicidas en Irak y Siria'.

 

'Pero queda mucho trabajo por hacer. Continuaremos nuestra lucha contra ISIS, hasta que esa organización sea derrotada'.


Sobre la preservación de la Historia y sus monumentos

En otro tópico controvertido, Trump se refirió a la historia del país y a los monumentos que se han visto bajo ataque. Se refirió no solo a las iniciativas para remover monumentos históricos de generales confederados en tiempos de la Guerra Civil, y a los intentos por remover las estatuas de presidentes como Thomas Jefferson o Abraham Lincoln. Trump mencionó al primer presidente de la historia americana, George Washington, y al ícono de los derechos civiles, Martin Luther King Jr.

 

'Halbamos de monumentos de Washington y Jefferson -o de Lincoln y King, monumentos que conmemoran a los héroes de Yorktown y Saratoga-, hasta los de jóvenes estadounidenses que derramaron su sangre en las costas de Normandía, y en otros escenarios. Y de otros, que perdieron la vida en el Pacífico y en los cielos de Asia', dijo Trump, subrayando la importancia de recordar y comprender la historia de EE.UU..


Reformar la justicia criminal

En otro tópico que cuenta con respaldo bipartidista, Trump se refirió a la reforma del sistema de justicia criminal, que apunta a integrar a los presidiarios en la sociedad. 'Conforme Estados Unidos recupera su fortaleza, esta oportunidad debe extenderse a todos los ciudadanos', dijo. 'Razón por la cual nos embarcaremos en la reforma de nuestro sistema de prisiones, para ayudar a ex presidiarios que hayan cumplido con su condena, y que cuentan con una segunda oportunidad'.

 

Sobre Fred Lucas

Lucas se desempeña como corresponsal en la Casa Blanca, para el sitio web estadounidense The Daily Signal (Washington, D.C.). Es autor del libro 'Tainted by Suspicion' (Contaminados por la Sospecha).