ESTADOS UNIDOS: DR. JAMES JAY CARAFANO

Qué representa la 'Madre de Todas las Bombas' en la política exterior de Donald Trump

¿Por qué Estados Unidos arrojó la madre de todas las bombas?
16 de Abril de 2017

¿Por qué Estados Unidos arrojó la madre de todas las bombas?

He aquí la respuesta más cruda y contundente: porque podemos. Pero, luego, está la respuesta técnica: porque es el instrumento correcto para el trabajo.

Madre de Todas las BombasEl pasado jueves, fuerzas militares estadounidenses arrojaron su arma no-nuclear más poderosa -modelo GBU-43/B Massive Ordnance Air Blast Bomb; Bomba de Explosivo Aéreo Masivo- sobre un objetivo del Estado Islámico, conocido también como ISIS, en el este de Afganistán. La bomba, que pesa algo más de 12 toneladas y tiene más de treinta pies de largo, jamás había sido empleada en combate.

En el contexto de las operaciones militares, una de las consideraciones es la proporcionalidad -esto es, el empleo coercitivo de la fuerza, al nivel de la tarea, mientras se toman las medidas necesarias para la protección de civiles inocentes.

En este caso, el objetivo parece haber coincidido con un complejo subterreáneo -virtualmente, un santuario, imposible de ser alcanzado con munición convencional. Se trataba de un importantísimo objetivo del enemigo. Este arma en particular genera una sobrepresión de magnitud que colapsa los túneles situados por debajo de la detonación.

Operacionalmente, esto bien podría reflejar un cambio en el modo en que Estados Unidos combate. La pasada Administración exhibía una gran aversión al riesgo. El objetivo central consistía en cómo des-involucrarse, y había la tendencia de dejar la toma de decisiones en manos de Washington.

La Casa Blanca actual parece mostrarse más inclinada a permitir que los comandantes hagan su trabajo, ejercitando su criterio militar.

Estratégicamente, esto se muestra también como un cambio en los planes de la actual Administración americana al respecto de cómo llevar adelante la guerra en Afganistán.

Mientras se continúa con la política de transferir a los afganos la responsabilidad de defender su propio país y de construir su propio futuro, el presidente estadounidense Donald Trump parece definir él mismo el curso de la línea de tiempo, declarando acertadamente que Estados Unidos se quedará allí hasta tanto el trabajo esté terminado, y que EE.UU. hará lo que deba hacer para ayudar -pero, al mismo tiempo, es parte del interés estadounidense ver que el Estado afgano se haga cargo de la seguridad de sus propios ciudadanos.

Trump no se muestra mayormente afecto a llevarse el crédito por poner fin a guerras; antes bien, se pronuncia en favor de ganar la paz y de proteger los intereses estadounidenses, echando mano del mantra equivalente a la vieja sentencia 'No juegue Usted con Texas' (Don't Mess With Texas).

El hecho de que la Administración prefiera hablar públicamente -y en forma directa- del empleo de este tipo de armamento claramente tuvo la intención de enviar una señal clara: no más juegos.

Trump bien puede no estar interesado en mirar hacia adelante, buscando dragones a los cuales cercenarles la cabeza. En contrario: muestra determinación e insistencia, ante cada aspecto en donde se exija proteger los intereses de Estados Unidos, advirtiendo a los enemigos del país que, para ellos, lo mejor es retroceder.



Artículo original en inglés, en http://dailysignal.com/2017/04/13/what-the-mother-of-all-bombs-means-in-trumps-foreign-policy/

 

Sobre Dr. James Jay Carafano

Poseedor de master y doctorado en la Universidad de Georgetown, Carafano es un reconocido experto en temáticas de seguridad nacional y desafíos en política exterior. Es vicepresidente de Estudios en Políticas de Defensa y de Política Exterior en la Fundación Heritage, y Director del Instituto Kathryn y Shelby Cullom Davis de Estudios Internacionales. Es también historiador e investigador; su publicación más reciente es "Wiki at War: Conflict in a Socially Networked World" ('Wiki en Guerra: el Conflicto en un Mundo Socialmente Interconectado', 2012), obra que examina el impacto revolucionario del Internet en la seguridad nacional. Es Teniente Coronel del Ejército de los Estados Unidos. Recientemente, se ha desempeñado -asesorando en temas sobre los cuales es experto- en el equipo de transición del presidente estadounidense Donald Trump.