INTERNACIONALES: TED R. BROMUND

Brexit: mucho para ganar

El 23 de junio pasado, el pueblo británico votó, expresando su deseo de abandonar la Unión Europea.
06 de Febrero de 2017

El 23 de junio pasado, el pueblo británico votó, expresando su deseo.

A comienzos de esta semana, Gran Bretaña dio otro importantísimo paso en el camino hacia la recuperación de su independencia, al votar la Cámara de los Comunes -por un impresionante margen de 498 versus 116- respaldar al Brexit. Este voto era necesario, por cuanto el gobierno británico había perdido previamente una serie de procesos en los tribunales, que argumentaban en su oportunidad que el referendo, en sí mismo, no obsequiaba al gobierno poder para abandonar la UE: el parlamento debía votar, de igual manera.

Reino Unido, LondresEn tanto los brexiters vieron con agrado el énfasis compartido por la soberanía parlamentaria, no apreciaron el hecho de que la voluntad popular fuera atropellada por los tribunales. Pero, a fin de cuentas, la derrota de la corte fortaleció, en rigor, la posición del gobierno -que ahora cuenta con el respaldo de la Cámara de los Comunes. Mientras tanto, el Partido Laborista (opositor) está acusando un serio impacto, dado que su líder -Jeremy Corbyn- respalda el Brexit en voz baja, tal como lo hacen muchos en el partido, aunque no el grueso de los legisladores del bloque.

Lo que resulta ciertamente honorable, es que una mayoría de miembros laboristas del parlamento decidieron respetar los resultados del referendo y, en tal sentido, votaron en favor del Brexit en la Cámara. Con todo, la izquierda británica se topa ahora con un dilema crucial: si se oponen al Brexit, perderían votos entre la masa de votantes de clase trabajadora. Si lo respaldan, les será difícil mostrarse en los bares de Islington.

Y no es una posición sencilla.

Mantenerse al día con las buenas noticias sobre el Brexit es un trabajo de 24 horas. Previo al referendo, el pueblo de la Gran Bretaña recibía el mensaje de que abandonar la UE remataría con el colapso de la economía británica, y que ello daría inicio a la Tercera Guerra Mundial.

No obstante ello, en los últimos días:

 

  • El Banco de Inglaterra elevó sus expectativas de crecimiento para la nación en 2017, situándola en un porcentual positivo del 2%. Tras el referendo, había cifrado una abrupta caída en idéntico índice.
  • TheCityUK, grupo de lobbistas por la City -el equivalente británico de Wall Street- dio un giro de 180 grados, y decidió que el Brexit representa 'una oportunidad sin precedentes' para el Reino Unido. A priori, había hecho campaña para que el país se mantuviera en la UE.
  • Un informe que se filtrara de la Comisión de la Unión Europea reconocía que, lejos de que la City precisara un buen acuerdo con la UE, en realidad era la propia UE la que precisaba consolidar un buen acuerdo con la City.
  • Adicionalmente, otra firma de alto perfil—Lego—se comprometía a ampliar sus operaciones en el Reino Unido. Dato que viene luego de que Apples, Google y otra serie de firmas internacionales de prime nivel desafiaran las predicciones que señalaban que dejarían Gran Bretaña; lejos de ello, decidieron permanecer, y anunciar ampliaciones a sus proyectos de inversión.
  • Y, naturalmente, la primer ministro Theresa May visitó los Estados Unidos, donde fue recibida con entusiasmo por legisladores Republicanos y por el presidente. La Administración Trump ha dejado en claro que la Gran Bretaña se ubica al frente de los interesados de consolidar un acuerdo de librecomercio con los Estados Unidos.

Y éste no es el final de la historia del Brexit. Habrá más casos presentados en los juzgados, y más votos parlamentarios. Desde luego, habrá vaivenes económicos -así como también subas. Pero los primeros siete meses del Brexit han transcurrido notablemente bien -y los éxitos continúan arribando. El voto de la Cámara de los Comunes es apenas el más reciente testimonio -y el más poderoso- frente al hecho de que la Gran Bretaña abandonará la Unión Europea, y recuperará el derecho común a toda nación, esto es, el poder de gobernarse a sí misma.

Esta noticia no solo es buena para el Reino Unido -lo es también para los Estados Unidos.



Artículo original en inglés, en http://dailysignal.com/2017/02/04/on-brexit-so-much-winning/

 

Sobre Ted R. Bromund

Egresado de la Universidad de Yale y con un doctorado obtenido en esa casa de estudios, es Analista Senior en Relaciones Británico-estadounidenses. Se unió a la Fundación Heritage (Washington, D.C.) en 2008, luego de oficiar como director asociado de Estudios de Seguridad Internacional en Yale, un centro de investigación y enseñanza dedicado a historia de la estrategia, temas militares y diplomáticos. Ha brindado numerosas conferencias en Historia y, desde 2004, sobre asuntos internacionales. Sus artículos y análisis son publicados regularmente en The Daily Signal.