ESTADOS UNIDOS: PHILIP GIRALDI

¿Transformará Donald Trump a la CIA?

El petróleo se quema en la Agencia Central de Inteligencia, mientras los administradores...

05 de Enero de 2017

El petróleo se quema en la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos, mientras los administradores de carrera evalúan opciones en relación a cómo llevarse con el nuevo presidente Donald Trump y el nuevo director Mike Pompeo (foto), ninguno de los cuales exhibe comprensión real sobre operaciones de inteligencia, ni sobre cómo liderar a veinte mil empleados -normalmente difíciles de manejar.


Con la excepción del resultado de 1976, y que siguiera al devastador informe de la Comisión Church, y que simultáneamente arribara con Jimmy Carter en la presidencia y el Almirante Stansfield como director, la agencia siempre se las ha arreglado para poner bajo su control a las transiciones y terminar en la vereda correcta de aquellos cercanos al poder. Ha mantenido su prerrogativa a través del elaborado empleo de un show con miras a convencer a otros para fines políticos o comerciales -que, a su vez, cuidadosamente revelaban algunos de los secretos mejor guardados con el objeto de convencer a los jefes del inmensamente valioso producto proporcionado por la CIA. En tal sentido, John F. Kennedy fue engullido por Allen Dulles, previo a que la relación se oscureciera como resultado de disimular episodios en torno de Bahía de Cochinos. Ronald Reagan, quien, en todo escenario, se vio inclinado a mostrarse pro-CIA, salió de su primer informe privado conmocionado por lo que le fuera revelado.

Trump, Mike PompeoHoy día, sin embargo, la CIA se exhibe en un proceso de transición. Con la reorganización post-11 de septiembre del aparato de inteligencia -incluyendo la creación del puesto de Director Nacional de Inteligencia, que solo se muestra nominalmente a cargo, pero en control de un staff apartado y la expansión del espionaje desde el Pentágono, la agencia ha perdido gran parte de su exclusividad e influencia. El actual Director, John Brennan, es visto como un hombre de Obama y es impopular en ciertos círculos de la agencia, allí donde el presidente saliente es percibido como débil y vacilante, mientras que Brennan es visto como el cachorro, actor y hombre-que-dice-que-sí-a-todo (N. del T.: 'Yes Man') presidencial. Por sobre todo, Brennan cae mal entre los espías tradicionales de la ex Dirección de Operaciones, los cuales han visto erosionado su status bajo su liderazgo, conforme Brennan ha promocionado a oficiales de inteligencia de acciones paramilitares antes que recompensar a agentes tradicionales y controladores (N. del T.: handlers, es decir, agentes encargados de dirigir las acciones de otros) para liderar el servicio clandestino.

En cualquier caso, y dado que Brennan está próximo a partir, pocos defenderán sus iniciativas tendientes a crear centros que fusionaron capacidades analíticas y operacionales en los andariveles existentes del Centro para Contraterrorismo (Counter Terrorism Center). Los críticos entienden que el designar recolectores de información de inteligencia junto con analistas que se reúnen con consumidores de inteligencia inevitablemente politizarán los contenidos de aquello que informan.

CIA, logoEl grueso de los empleados de la CIA aguardan con expectativa la llegada de Pompeo, que promete firmeza y agresividad. Pero, según podría presumirse, basará su liderazgo en el personal destacado en el Consejo de Seguridad Nacional y la Casa Blanca. Siendo uno de los nombrados de mayor calibre en la nueva Administración, se espera que Pompeo mejore la posición de la CIA en las mesas de arena, allí donde la comunidad de inteligencia suele reunirse. 

Es probable que la CIA se convierta en la figura central en lo relacionado con financiamiento y, con toda probabilidad también, extienda su alcance operacional para llegar a porciones de Asia y Africa, continentes vistos como abundantes en gobiernos inestables y carentes de recursos, vulnerables a la infiltración de grupos como ISIS.

Así las cosas, nadie espera que la Guerra contra el Terrorismo llegue a término en el corto plazo.


Artículo original en inglés, en http://www.theamericanconservative.com/articles/will-trump-transform-the-cia/ | Traducido y republicado por Matías E. Ruiz, con permiso del autor y de The American Conservative (Estados Unidos) 

 

Sobre Philip Giraldi

Especialista en contraterrorismo; ex oficial de inteligencia militar de la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos de América (CIA). Se desempeña como columnista en medios de EE.UU., y Director Ejecutivo del Council for the National Interest. Otrora articulista en la revista The American Conservative, Giraldi publica ahora en el sitio web Unz.com. En español, en El Ojo Digital.