SOCIEDAD - POR MATIAS RUIZ, PARA EL OJO DIGITAL: CONVOCADA POR SUSANA GIMENEZ, MORIA CASAN Y CONSTANZA GUGLIELMI

Marcha contra la falta de seguridad, programada para el 18 de marzo en Plaza de Mayo. Apoyo de Marcelo Tinelli

Las conocidas conductoras de tevé se encuentran diagramando una convocatoria para manifestarse contra la falta de seguridad para el próximo 18 de marzo. Los comentarios del gobierno criticando a Giménez a partir del homicidio de su decorador seguramente hicieron mella en la diva. Recientemente, el productor y conductor Marcelo Tinelli salió a respaldar a Susana Giménez mediante fuertes declaraciones, criticando indirectamente a los autoproclamados "organismos de derechos humanos", y con una frase letal : "Acá te matan y nadie hace nada".
21 de Julio de 2010 Néstor Carlos Kirchner y compañía pondrán lo suyo para minimizar la convocatoria en los medios, pero habrá que ver cómo reaccionará la ciudadanía. La novedad salió publicada recientemente en el sitio web Seprin.com y ya comienza a ser difundida a través de cadenas de correos electrónicos y otros medios underground. De acuerdo al reporte del conocido sitio de Internet de Héctor Alderete, Claudia Maradona -ex esposa del otrora jugador de fútbol del seleccionado- también se habría comprometido a colaborar en la organización. Y lo propio harían otras figuras del espectáculo, obviamente no alineadas con el kirchnerismo. La demostración sería convocada para el 18 de marzo a las 18.00hs en Plaza de Mayo, aunque según la noticia, los organizadores bien podrían modificarla para llevarla a cabo ante Tribunales, en la calle Talcahuano. La revelación ya ha llegado a los ojos y oídos de asesores de primera línea del oficialismo y de la propia Presidente de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner. Comentarios al respecto -y que llegaron con llamativa rapidez a nuestro medio- destacan que la novedad no ha caído de la mejor manera en Balcarce 50 y que los operadores de rigor intentarán, en principio, desacreditar la iniciativa, al tiempo que se procederá a atacar las figuras de las personalidades convocantes a la marcha. Al menos, ello sucederá en una primera etapa. Como este tipo de convocatorias ya ha tenido lugar anteriormente, se sospecha que la maquinaria kirchnerista dará lugar a la ejecución de tácticas tales como presiones para que los medios masivos ignoren la iniciativa, para así lograr que la novedad pase desapercibida por el público. Si este objetivo no pudiera cumplirse, luego es alta la probabilidad de que medios afines al gobierno -como Página 12, Revista Veintitrés y el Grupo Clarín- la emprendan contra las ideólogas de la marcha. En una fase final, el intento oficial concentrará el esfuerzo en que la manifestación no se realice en Plaza de Mayo -el principal espacio público del país-, como también Luis D Elía y los suyos podrían intentar copar los espacios para disuadir a los convocantes mediante el uso de la violencia. Aún no se ha conocido información al respecto de los posibles oradores, pero se anticipa que la propuesta será pacífica y que no se permitirán banderías políticas. Sin embargo, la preocupación oficial tiene que ver con el moméntum de la convocatoria de las divas. La Presidente de la Nación atraviesa el peor momento de su Administración en lo que a imagen pública se refiere, y su esposo, el ex presidente Néstor Carlos Kirchner, viene de sufrir un estrepitoso fracaso en las elecciones legislativas de Catamarca a manos de las figuras de Brizuela del Moral y, entre bambalinas, el vicepresidente Julio Cleto Cobos. Desde luego que no es la mejor de las situaciones para hacer frente desde el atril a una potencial manifestación masiva de ciudadanos furiosos. Mucho menos en una instancia en que las negociaciones con el sector rural se encuentran abiertamente paralizadas. El temor del kirchnerismo es que una personalidad de importante consideración social como Susana Giménez -con todos sus defectos- termine convocando a los ciudadanos a participar de una marcha contra la inacción oficial, desde las pantallas de los televisores. El golpe podría ser devastador. Desde siempre, también existe el miedo de que los oradores participantes mencionen los nombres de funcionarios o incluso el ex presidente o la propia Cristina Fernández, hecho que podría preceder a dolorosas silbatinas, como ya ha sucedido en manifestaciones públicas convocadas por Juan Carlos Blumberg. El episodio del homicidio del decorador de Susana Giménez atrajo la atención de los medios tradicionales, y la ex actriz incluso deslizó su aprobación de la implementación de la pena de muerte para homicidas. Hecho que le valió duras críticas desde sectores del oficialismo, encarnados en la persona del Ministro de Justicia, Aníbal Fernández. La catarata de ataques que sufriera la diva luego de sus declaraciones bien podrían haber sido el motivo que la empujara a promover a una concentración ciudadana para protestar por la cuestión de la falta de seguridad en la Argentina. Tema que se ubica en primer lugar entre las preocupaciones ciudadanas. El transcurso de los siguientes días dirá si la propuesta tiene éxito, y habrá que prestar especial atención a la forma en que el gobierno siga la iniciativa. Finalmente, y horas después de conocida la propuesta de las actrices para marchar a Plaza de Mayo, el conductor y productor de tevé Marcelo Tinelli salió al ruedo apoyando a Susana Giménez y sentenciando : "acá te matan y nadie hace nada". Tinelli se despachó en duros términos de cara al problema de la inseguridad. "Así va a terminar esto, con los que pagamos impuestos viviendo entre rejas y con los delincuentes sueltos" (en referencia a que vive en un country aislado del escrutinio público y a las posibilidades de sufrir un secuestro). El voto de Marcelo Tinelli hacia la diva le agrega otro factor de temor al gobierno, que ahora también acumula en la vereda de enfrente a estrellas del espectáculo con gran aprobación social y que en cualquier momento podrían hacer su esfuerzo desde los medios para que la ciudadanía se movilice hacia las calles para engrosar el reclamo por la seguridad. El comentario de Tinelli se suma a las expresiones del cantante Sandro, el músico Luis Alberto Spinetta y el ex técnico de la selección nacional de fútbol, Carlos Bilardo. Algunos de los mencionados incluso se declararon, palabras más, palabras menos, en favor de la pena de muerte para homicidas. El debate sobre la áspera cuestión se había evaporado de la opinión pública pero ahora golpea con fuerza las puertas de la Administración Kirchner, la gran responsable del engrosamiento de las estadísticas de homicidios en la Argentina, y que hoy son récord desde la llegada de la democracia. Se calcula que, en la actualidad, un promedio de seis personas inocentes pierden la vida por día a causa de homicidios en ocasión de robo. Cifra que perfectamente podría duplicarse en función de los intentos oficiales por ocultar las verdaderas estadísticas sobre la falta de seguridad en el país. El dato no es menor ya que, desde la llegada de Néstor Carlos Kirchner y hasta el momento actual, el número de decesos superaría holgadamente las 12 mil personas. Si las cifras reales fueran el doble, el índice se acercaría a las 25 mil. Información que rebasa alarmantemente el número que se atribuye a los ciudadanos desaparecidos durante el último proceso militar, que en forma oficial es de 5 mil personas. Víctimas del kirchnerismo por las que, como es sabido, nadie reclama ni ha reclamado jamás. Esta es la verdadera deuda de la democracia con sus ciudadanos. Por Matias Ruiz, para El Ojo Digital Sociedad. Email : elojodigital.com -arroba- gmail.com. Opine sobre esta nota en el blog oficial de El Ojo Digital haciendo click aquí Por Matias Ruiz, para El Ojo Digital Sociedad