POLITICA: POR GUILLERMO CHERASNY, BROKERSDATA.TV

Héctor Colella, Alfredo Yabrán, las valijas y los aviones

María Victoria Bereziuk, -una de las acompañantes del venezolano Antonini Wilson- está siendo preservada del escándalo y sería la la amante de un alto funcionario que provocaría la ira de Cristina Fernández, candidata presidencial por el kirchnerismo.
21 de Julio de 2010 El sábado pasado, cuando aterrizó el avión citation de Royal Class con funcionarios de PDVSA, Claudio Uberti -titular del OCCOVI- Espinosa -presidente de Enarsa- y Victoria Bereziuk -amante de un alto funcionario del Gobierno Nacional-, también llegó el venezolano Guido Antonini Wilson, portando un maletín con 800 mil dólares. El Gobierno Nacional trató de ocultarlo, pero con el correr de las horas y de los días, la noticia comenzó a tomar estado público hasta estallar en forma de escándalo, al confirmarse que allí viajaban los mencionados dos altos funcionarios muy ligados al Presidente. La historia es bastante conocida, ya que salió en todos los diarios y no se hace necesario caer en lugares comunes. Una modalidad habitual del kirchnerato es la de alquilar helicópteros y aviones para traslado de los funcionarios. Es conocido el caso de la primera dama, quien alquiló un helicóptero por 200 mil dólares mensuales para la campaña política en la provincia de Buenos Aires. También la opinión pública se sorprendió cuando el Diario Clarín difundió irregularidades en la gestión de Romina Picolotti, entre las cuales, aparte de haber nombrado familiares en cargos públiicos, figuraba el alquiler de aviones para viajar por el territorio nacional. En el caso del avión del escándalo, la empresa Royal Class de alquiler de aviones es la continuidad histórica de Lanolec, empresa que pertenecía a don Alfredo Yabrán. En una nota anterior describimos como Héctor Colella, el heredero del mafioso, radicado en Montevideo y Pablo Yabrán -hijo del fallecido Alfredo y uno de los principales accionistas de la Royal Class-, habían vuelto a hacer negocios de la Argentina. Mencionamos que Colella seguía siendo el accionista principal de OCA, empresa que supuestamente no sería suya sino que pertenecería al fondo de inversión Advent, que se encuentra adquiriendo empresas en el país. Se comenta que Héctor Colella comenzó a entablar negocios con el kirchnerismo de la mano de su viejo amigo Jorge Brito, del Banco Macro, al que salvó de la quiebra en los primeros meses de 1995, luego del estallido de la crisis del tequila. Como sabemos, Colella y la familia Yabrán son herederos de una considerable fortuna y parte de ella está invertida en este misterioso fondo Advent. Fuentes bien informadas aseguran que Héctor Colella y la familia Yabrán son los principales inversores en los proyectos inmobiliarios de Puerto Madero y Retiro, que se encuentran bajo programación de Jorge Brito. Es así que Colella y los Yabrán estarían pagando el derecho de "pertenecer" a la nueva política mediante el alquiler de los aviones que, como en el caso del valijero, se pagaron en la suma de 60 mil dólares. En realidad, lo que estarían haciendo es negrear dinero, ya que la administración pública pagaría alquiler de aviones y helicópteros de la Primera Dama, de la Picolotti y también en este último caso, cuando en realidad Colella retorna el dinero pagado por los aviones en negro; de ahí el súbito ataque de los kirchneristas de 8 meses a esta parte, de viajar a todos lados alquilando aviones. Por Guillermo Cherasny, Brokersdata.tv