INTERNACIONALES: VICTOR PAVON

Paraguay: Ejército del Pueblo Paraguayo y complicidad

El auto denominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) es un minúsculo grupo de criminales...
27 de Enero de 2018
El auto denominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) es un minúsculo grupo de criminales que nació bajo el ideario programa del socialismo comunista, cuya consigna es la lucha de clases y la violencia, a lo que se agrega el nacionalismo xenófobo.
 
En connivencia con el narcotráfico y protegido por el mismo Estado paraguayo, este grupo ha demostrado la extrema debilidad de los sucesivos gobiernos a la fecha que, en vez de resguardar los derechos individuales de la vida, la libertad y la propiedad, se han mostrado incapaces de garantizar el orden y la seguridad, según lo exige la Constitución Nacional.
 
Ejército del Pueblo Paraguayo, EPPEl reciente descubrimiento del cuerpo sin vida del señor Abraham Fehr, un agricultor de 38 años de edad, padre de cuatro hijos de 4 y 10 años, quienes quedan huérfanos. No es un hecho aislado pues, infortunadamente, la novedad se suma a la ya larga lista de personas inocentes que han perdido sus vidas a manos de aquel grupo de delincuentes.
 
Apenas semanas atrás, también el EPP obligaba a las familias de los menonitas secuestrados como Franz Hiebert y Bernhard Blatz a hacer pagos económicos y a distribuir comestibles, y aun así no se produjo la liberación de los mismos. Esto no solo es una humillación y una injusticia contra toda una comunidad de trabajadores emprendedores y pacíficos como lo son los menonitas, sino también es un abierto desafío abierto a las instituciones.
 
Resulta llamativo, en tal sentido, que en un país pequeño como el nuestro cuyo Estado es capaz de gastar millones de dólares en mantener una inservible burocracia se deje de lado el uso de tecnología de punta para capturar a los criminales autodenominados Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) que, por cierto, nada tienen de patriotas por cuanto que, además de secuestrar, amedrentan y asesinan a sus mismos compatriotas, personas inocentes para así hacer valer su ideario de miseria, violencia y perdición.
 
Hoy, si acaso los gobernantes del Estado hubiesen tenido un ápice de patriotismo, honestidad y carácter, jamás hubiesen tolerado la muerte del señor Fehr; como también hubiesen dispuesto los medios para que el suboficial de policía Edelio Morínigo, el ganadero Félix Urbieta y los colonos Franz Hiebert Wieler y Bernhard Blatz no fueren secuestrados (condición que se mantiene al día de la fecha).

Nos encontramos ante otra prueba de la inutilidad y deshonestidad de los gobernantes: éstos siguen poniendo su empeño en la hipertrofia estatal manifestado en la inútil burocracia que desestimulan el ahorro y la inversión, precisamente lo que más requiere este país para escapar de la pobreza y la marginalidad.

 
Sobre Víctor Pavón

Decano de Currículum UniNorte (Paraguay) y autor de los libros "Gobierno, Justicia y Libremercado" y "Cartas sobre el Liberalismo". Publica periódicamente en el Diario ABC Color, de Asunción.