INTERNACIONALES: REP. JIM BANKS

Al pueblo iraní: Estados Unidos está con ustedes

Nada es más poderoso que la verdad.
09 de Enero de 2018
Nada es más poderoso que la verdad.
 
Esa es la razón por la cual los regímenes represivos la emprenden contra la libertad de expresión y de reunión de sus ciudadanos. Y también es la razón por la cual los Padres Fundadores de la democracia americana entronizaron esos derechos básicos en los documentos fundacionales de nuestra nación.
 
Policías en IránEl 28 de diciembre de 2017, las manifestaciones ciudadanas en Masshad, la segunda ciudad en importancia de Irán, tomaron las calles para expresar su preocupación en torno de las turbulencias económicas del país, y del crecimiento en los precios de los alimentos. Estas protestas rápidamente se intensificaron, extendiéndose hasta alcanzar a doce ciudades en suelo iraní.
 
Los líderes de Irán no pueden hacer a un lado las preocupaciones de los ciudadanos de cara al incremento en el precio de los alimentos, y del desempleo en el país. El régimen iraní se ha beneficiado con un generoso flujo de fondos en 2015, como parte del acuerdo nuclear firmado con la Administración del presidente Barack Obama. Los ciudadanos de Irán creyeron que esos fondos le darían el empuje necesario a su economía.
 
Pero lo cierto es que el gobierno de Irán prefirió financiar a grupos terroristas, como Hezbolá y Hamás -antes que hacer frente a las necesidades que su pueblo exhibía en el orden doméstico.
 
Ahora mismo, mientras los ciudadanos pujan por un cambio, la brutalidad del régimen ha quedado en plena exhibición. En un intento por aplastar las protestas, el gobierno de Teherán ha restringido el uso de aplicaciones en el Internet, las que son utilizadas periódicamente para comunicar y compartir noticias.
 
El gobierno incluso ha recurrido al uso de armas de fuego para dispersar a las multitudes. Al día de la fecha, más de veinte manifestantes han perdido la vida, y más de 450 han sido arrestados. Además, otros informes de noticias hablan del trato brutal obsequiado a los manifestantes que han sido enviados a prisión.
 
Dada la represión del régimen, el futuro de estas protestas es incierto. Mientras que es improbable que las preocupaciones compartidas por el pueblo iraní sean resueltas en lo inmediato, sabemos que no podrán ser fácilmente silenciadas. La edad promedio de los manifestantes es de 25 años, lo cual significa que la próxima generación de iraníes ya trabaja en pos del cambio.
 
Y hemos asistido a manifestaciones ciudadanas de importancia en Irán, antes de hoy. En 2009, los ciudadanos de ese país se hicieron demasiadas preguntas por la reelección del entonces presidente Mahmoud Ahmadinejad. El régimen tomó medidas idénticas a las actuales, lo cual condujo a un saldo de centenares de muertos y a miles de personas enviadas a la cárcel.
 
Mientras el mundo asiste a este nuevo rebrote de violencia, el pueblo iraní ha recurrido a los Estados Unidos en busca de apoyo -pero nuestro gobierno optó, durante mucho tiempo, por mantenerse en silencio.
 
Afortunadamente, la actual Administración americana ha elegido un sendero diferente. El presidente Donald Trump ya ha tomado medidas iniciales de magnitud, verbalizando el respaldo al reclamo de los ciudadanos iraníes desde el Ejecutivo, e incluso implementando nuevas sanciones contra cinco entidades que se muestran como subsidiarias del ministerio de defensa del régimen de Teherán. Más sanciones podrían conocerse próximamente, como resultado directo del trato que el gobierno de Irán ha obsequiado a los manifestantes.
 
En lo personal, creo que el pueblo de Irán merece un respaldo bipartidista, en su búsqueda de reformas y de un gobierno democrático.
 
Recientemente, he propuesto a la Cámara de Representantes de Estados Unidos una resolución que respalda formalmente a los ciudadanos de Irán, y que exige soluciones pacíficas para las protestas ciudadanas. El Senador Ted Cruz (Republicano, Texas) introdujo una versión idéntica en el Senado, que ya cuenta con respaldo bipartidista.
 
Esta semana, está previsto que la Cámara de Representantes apruebe proyectos legislativos que respalden los derechos de los ciudadanos de Irán a expresarse con libertad.
 
En esta hora crítica, resulta vital extender nuestro apoyo al pueblo iraní, y a su búsqueda de libertades. En tanto las protestas continúen, nosotros, el pueblo estadounidense, habrá de unirse al reclamo, portando un mensaje claro para los valientes ciudadanos de Irán: Estados Unidos está con ustedes.


Artículo original, en inglés, en http://dailysignal.com/2018/01/08/citizens-iran-stand/

* El autor, Jim Banks, es legislador para los Estados Unidos de América en la Cámara de Representantes; en representación del tercer distrito del estado americano de Indiana