ESTADOS UNIDOS: REP. L. SMITH & REP. A. MOONEY

El verdadero 'Escándalo con Rusia' que los medios estadounidenses ignoran

Hemos oído suficiente sobre la 'connivencia' entre Trump y Rusia en medios impresos y emisiones de tevé, desde que el presidente estadounidense...
03 de Diciembre de 2017

Hemos oído suficiente sobre la 'connivencia' entre Trump y Rusia en medios impresos y emisiones de tevé, desde que el presidente estadounidense asumió.

El interés mediático en esta historia inexistente no ha mermado. Sin importar que recientemente se hayan dado a conocer informes fechados el pasado año, en donde se verificaba que funcionarios nucleares rusos habían girado millones de dólares hacia la Fundación Clinton, en la precisa época en que Hillary Clinton se desempeñaba como Secretario de Estado. Pero esta historia es ampliamente ignorada por las principales cadenas de comunicación en los Estados Unidos.

Hillary Rodham ClintonEn nuestro rol de co-presidentes del Cónclave en pos de la Equidad en los Medios de Comunicación (House Media Fairness Caucus), hemos enviado misivas a los presidentes de las cadenas ABC, CBS y NBC News, expresando nuestra preocupación sobre la falta de cobertura en relación a este auténtico escándalo con Rusia. A pesar de la gravedad de las afirmaciones sobre el particular, al momento de redactarse esta carta, las tres cadenas solo invirtieron un total combinado de cuatro minutos y 38 segundos para cubrir la historia.

En comparación, las grandes cadenas han invertido más de mil minutos para relatos que versan sobre la connivencia entre Rusia y Trump, desde que el presidente Donald Trump arribó al poder -todo ello contabiliza un 20% de la cobertura total que hacen de la presidencia de Trump. 

Como Secretario de Estado, el rol de Hillary Rodham Clinton fue crítico a la hora de comerciar Uranium One—una firma minera de uranio- a la firma Rosatom, controlada por el Estado ruso. El Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, junto con el FBI, abrió una investigación para inquirir sobre aquél convenio. Se trata, pues, de dos investigaciones parlamentarias activas, vinculadas a un asunto de altísima importancia en materia de seguridad nacional -pero que comporta menos de cinco minutos de cobertura en las señales de noticias que deben informar al pueblo estadounidense sobre el particular.

El Cónclave por la Equidad en los Medios, que lideramos, subraya la necesidad de que el periodismo informe con objetividad y justicia. Promovemos al equilibrio en el trabajo periodístico, amén de ilustrar con ejemplos toda circunstancia en donde se registre una cobertura sesgada.

Hallamos que las estadísticas relativas a la cobertura mediática del escándalo con Uranium One son alarmantes. Estas revelan la profundidad del sesgo en las referidas cadenas de noticias, que exhiben escasa predisposición para mostrar al aire todo relato que involucre a miembros del Partido Demócrata de manera negativa. A partir de este sesgo, no sorprende que el grueso de los ciudadanos estadounidenses desconfíe actualmente de los medios. Una reciente encuesta publicada en NBC reveló que dos tercios de los ciudadadanos de los Estados Unidos confían 'muy poco' o 'nada en lo absoluto' en sus medios de comunicación.

El martes de la pasada semana, una encuesta reciente de Quinnipiac dio a conocer que los votantes estadounidenses desaprueban la cobertura mediática hecha sobre Trump, por un margen de veinte puntos porcentuales. El estudio de opinión exhibe que el 58% de los encuestados desaprueba el modo en que los medios cubren noticias sobre el presidente del país, mientras que un 38% lo aprueban. Con ansiedad, aguardamos la réplica de parte de los ejecutivos de tales firmas de comunicación, a criterio de que expliquen por qué éste relato no amerita ser cubierto, mientras que la aún no probada connivencia entre Trump y Rusia parece merecer el grueso de los titulares. Las investigaciones sobre el uranio pertenecen al interés público, y el pueblo estadounidense debería ser informado sobre el tema.

Alguna vez, Thomas Jefferson supo decir: 'La única certeza de todo reside en la libertad de prensa'. Nuestro cónclave respalda con firmeza todo esfuerzo vinculado a la libertad de prensa, y no condona formato alguno de censura. Buscamos que se examinen las causas de los informes mediáticos que se muestran en un solo sentido, y le recordamos a los medios de comunicación su profunda obligación de ofrecer los hechos al pueblo americano -y no compartirles meramente su opinión.

Si el pueblo de los Estados Unidos no cuenta con los hechos, entonces no podrá tomar buenas decisiones. Y, si no puede tomar buenas decisiones, la democracia estadounidense está en riesgo.



Artículo original, en inglés, en http://dailysignal.com/2017/11/17/real-russia-scandal-media-ignoring/

* El Representante Lamar Smith ha representado al estado americano de Texas desde 1987; Alex Mooney representa a Virginia Occidental, y sirve en el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos.