INTERNACIONALES: FRED LUCAS

EE.UU.: debate en torno de la reautorización para monitoreo de vigilancia en el extranjero

Un elemento del Estado Islámico alentó a sus seguidores en redes sociales a ejecutar ataques...
05 de Noviembre de 2017

Un elemento del Estado Islámico alentó a sus seguidores en redes sociales a ejecutar ataques en Europa y los Estados Unidos, compartiendo públicamente identidades y domicilios de soldados estadounidenses, y escribiendo luego: 'Decapítenlos en sus propios hogares' y 'Apuñálenlos hasta la muerte, mientras caminan en las calles pensando que se encuentran seguros'. Shawn Parson, operativo de ISIS, no pudo ser ultimado en Syria en 2015 sin lo que se conoce como Sección 702 del Acta de Vigilancia Extranjera (FISA), afirmó el Director del FBI, Chris Wray, hace dos semanas, en oportunidad de un evento en el think tank estadounidense The Heritage Foundation, en Washington, D.C.

Mike Rogers, NSA'Existen consecuencias reales y concretas', dijo Wray a la audiencia en la sede de Heritage en Capitol Hill. 'Hablamos de hombres y mujeres que sirven a los Estados Unidos; a ellos se refería ese individuo, y la Sección 702 nos ayudó a la hora de quebrar a esa red, y a identificar a las personas con las que él [Parson] estuvo en contacto'. La Administración Trump ha puesto el foco en la necesidad de reautorizar la Sección 702 de FISA. Ese apartado, que expira el próximo 31 de diciembre, autoriza al gobierno a poner en la mira a individuos extranjeros que residen fuera de los EE.UU., a los efectos de obtener información de inteligencia.

No obstante ello, algunos en el congreso americano han compartido sus preocupaciones en relación a protecciones derivadas de la Cuarta Enmienda, y en contra de allanamientos y monitoreo poco razonables, y en relación a aspectos de supervisión adecuada sobre recolección de inteligencia por parte de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA). Wray argumenta que las fuerzas de policía y los organismos de inteligencia, bajo recomendación de la Comisión del 11 de Septiembre, trabajaron para derribar obstáculos y que tal accionar ayudó a impedir nuevos ataques terroristas en suelo estadounidense y en otras regiones del globo.

'Infortunadamente, algunas de las enmiendas potenciales de las que hemos tomado nota como parte de la reautorización de FISA, se me presentan perturbadoramente similares a la construcción de obstáculos, como sucedió previo al 11 de septiembre', declaró el Director del FBI. 'Es como ver que ciertos ladrillos vuelven a conformar un muro de obstáculos otra vez, quizás bajo la percepción complaciente de que no hemos sido atacados nuevamente' [Nota: el presente artículo es anterior al reciente atentado en Nueva York, en donde un ciudadano uzbeko atropelló a ciclistas y peatones].

Los Senadores Rand Paul (Republicano por Kentucky) y Ron Wyden (Demócrata por Oregon) han llamado a 'pelear con uñas y dientes' para que se produzcan reformas de importancia a la referida ley, en tanto han sido críticos contra la Sección 702 por defectos de transparencia. Ambos legisladores escribieron, en un artículo en NBCNews.com:

Con absoluta certeza, FISA necesita ser reformada para que cumpla con la Constitución. La información recopilada bajo la Sección 702 es reunida teniendo en cuenta un estándar que carece de límites. Toleramos ese estándar, porque los objetivos no son ciudadanos estadounidenses y porque ellos no residen en suelo americano, aún cuando puedan estar comunicándose con ciudadanos estadounidenses. Así, pues, emerge un problema constitucional, toda vez que permitimos que la comunidad de inteligencia y que agencias de policía realicen allanamientos y utilicen la información recopilada contra ciudadanos estadounidenses que cuentan con protección constitucional. La reforma de FISA precisa impedir tales allanamientos y el empleo de esa información para investigar delitos domésticos. Sin estas reformas, el programa incumple con la Cuarta Enmienda.

Sin el programa de la Sección 702, Estados Unidos, por ejemplo, jamás hubiese contado el pasado año con la información que permitió rastrear y ultimar a Haji Imam, hombre número dos de ISIS; así lo afirmó el Almirante Mike Rogers [foto], Director de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), en el citado evento del think tank Heritage Foundation. 'De no ser por la autoridad concedida por la Sección 702, luego de casi dos años de intentar hallarlo, y de un extenso período con una recompensa multimillonaria sobre su cabeza, pudo encontrárselo solo a partir de la autoridad emanada de la [Sección] 702', dijo Rogers.

Las salvaguardas están en su debido lugar, declaró Rogers. 'La ley es muy específica a la hora de impedirnos recolectar información de manera indiscriminada', agregó. El Director de Inteligencia Nacional, Dan Coats -quien también compartió declaraciones en el evento de Heritage- subrayó el modo en que, en ocasiones, el programa se vuelve nebuloso:

Los errores no buscados que han tenido lugar durante la vigencia de este programa, lo cierto es que tenemos en cuenta a cada uno de ellos, lo damos a conocer al público, a comités de supervisión, y la tasa de errores es significativamente inferior al 1%. No conozco otra agencia gubernamental con un índice de errores del 0.43, 0.51, no previstos. En el ciclo de vida de la autoridad provista por 701, no hemos detectado brechas intencionales, ni siquiera un sólo episodio de uso malintencionado.

 

Sobre Fred Lucas

Lucas se desempeña como corresponsal en la Casa Blanca, para el sitio web estadounidense The Daily Signal (Washington, D.C.). Es autor del libro 'Tainted by Suspicion' (Contaminados por la Sospecha).