POLÍTICA ARGENTINA: PABLO PORTALUPPI

Poder Judicial: de operadores y operados

Los recientes episodios que involucraron a la Corte Suprema y al poder político...
18 de May de 2017
Los recientes episodios que involucraron a la Corte Suprema y al poder político lograron desnudar un aspecto comentado hasta el hartazgo en diferentes circunstancias pero poco explorado en su cabal dimensión: la excesiva permeabilidad del Poder Judicial en la Argentina
 
Cuando se publican versiones periodísticas que dan cuenta de cómo se pudo haber gestado la sentencia cortesana del 2x1, lo que se está dando a entender es que el Poder Judicial, en este caso su órgano máximo, la Corte Suprema, es absolutamente permeable a las necesidades del poder político. Es decir, un Poder independiente del Estado está siendo influido por otro Poder. Una práctica habitual en la Argentina que tuvo quizá su clímax durante el kirchnerismo. Pero que el gobierno de Mauricio Macri insiste en mantener.
 
Lorenzetti, HightonSe habla de 'gestiones' ante los Jueces supremos por parte de los presuntos operadores judiciales del macrismo, Fabián 'Pepín' Rodríguez Simón, cerebro jurídico del Presidente, y de José Torello, principal asesor presidencial, para promover el fallo del 2x1 y de este modo quedar bien con una parte de la sociedad que votó a Cambiemos. Asímismo, se subraya una suerte de 'jugada maestra' del Titular de la Corte Ricardo Lorenzetti para recomponer su poder interno en el cuerpo que preside, habida cuenta del feroz enfrentamiento que mantiene con Elisa Carrió, la diputada que es hoy una aliada estratégica del Gobierno. Y por último, se menciona también una decisiva influencia del Juez Carlos Rosenkrantz, principal impulsor del fallo, de cuño radical y de mucha llegada al Gobierno. En cualquier caso, la decisión de la Corte no fue independiente.
 
Un prestigioso jurista consultado por este medio es contundente: 'Aunque a los Jueces no los operen directamente, como hacía el kirchnerismo, ellos están muy pendientes de los que dicen los medios y el Gobierno'. Y agrega: 'Lo que hay que entender aquí es que Argentina es un país unitario y presidencialista casi desde sus orígenes. El Poder Ejecutivo es el que manda. Y la conformación de la Corte estuvo siempre decidida desde el poder político. Incluso después de la creación del Consejo de la Magistratura. El Presidente dice: Yo te pongo. Yo te manejo. En países como Alemania o EEUU el poder está más disperso. Acá está centralizado. Hasta que no vivamos en un país más federal, nada va a cambiar'. 
 
Conocedor de las internas judiciales y políticas, el abogado consultado remarca que 'Macri no quiere a Lorenzetti desde que la Corte sacó el fallo por la copartipación a las Provincias al comienzo de su mandato. Eso lo sintió como una traición, justo cuando tenía las arcas del Estado exhaustas. Lorenzetti eso lo sabe. Cuando Carrió sale a criticarlo, la diputada habla por el Presidente'. Y cuenta más cosas: 'Las operaciones siguen a la orden del día. Daniel Angelici tiene buena llegada a los Jueces Federales, que son eminentemente políticos. Y Rodríguez Simón a la Corte a través de Rosenkrantz. El mejor ejemplo de esto es la protección que tiene Julio de Vido'. Este es el punto que genera mayores 'ruidos' dentro de la coalición gobernante: la virtual parálisis en la que se ven envueltas las grandes causas de corrupción que involucran a ex funcionarios kirchneristas y a la propia ex Presidenta. Se dice, como si fuera habitual y hasta naturalizado, que al Gobierno le convendría que Cristina no vaya presa antes de la fecha de las elecciones del próximo octubre, para de ese modo polarizar con ella en la contienda electoral. Defender esta postura es aceptar la injerencia del poder político en la Justicia. Idéntica parálisis afecta al Consejo de la Magistratura, donde sólo el caso del camarista Eduardo Freiler parece avanzar, habida cuenta de la insostenibilidad de la situación del funcionario judicial. 
 
En los últimos días circuló una versión en forma muy subterránea respecto a que el operador Guillermo Seita, controlante del 50% de la consultora Management & Fit cuyo rostro más conocido es Mariel Fornoni, estaría trabajando junto a Ricardo Lorenzetti. Seita fue Secretario de Medios de Carlos Menem, pero la particularidad de este personaje es que, según él mismo admitió en una reciente entrevista con Perfil, 'en la campaña de 2015 yo terminé trabajando para todos los candidatos. Me consultaban tanto Macri, como Scioli y Massa. Hasta Sanz'. El jurista citado anteriormente lo conoce bien: 'Seita es un saltimbanqui. Un pescador. Trabaja para todos'. La pregunta se impone: ¿Qué hace este consultor trabajando para Lorenzetti?. O peor aún: ¿Qué clase de trabajo puede efectuar junto al presidente de la Corte?
 
En Brasil se está llevando a cabo la mayor investigación de corrupción de la historia del país: el Lava Jato. Algunos datos impresionan. El caso afecta a casi 100 políticos, entre ellos los ex presidentes Lula Da Silva, Fernando Collor de Mello, Fernando Henrique Cardozo, y a la recientemente destituida Dilma Rousseff, como así también a los principales dirigentes del país. Hubo hasta ahora más de ciento sesenta (160) detenciones, entre empresarios y ex funcionarios. Es altamente recordada aquella imagen de Lula llevado por la fuerza desde su casa a declarar a una comisaría. En las últimas horas, se filtró un audio donde el presidente Michel Temer, en diálogo con un poderoso empresario frigorífico, avala el pago de coimas por parte de éste a un potencial testigo del affaire Lava Jato. De inmediato, la Corte Suprema de la nación vecina inició un proceso de investigación contra Temer. 
 
El contraste entre Brasil y la Argentina es, ciertamente, inevitable. Una resolución similar parece muy difícil de imaginar aquí. 

 
Sobre Pablo Portaluppi

Es Analista en Medios de Comunicación Social y Licenciado en Periodismo. Columnista político en El Ojo Digital, reside en la ciudad de Mar del Plata (Provincia de Buenos Aires, Argentina). Su correo electrónico: pabloportaluppi01@gmail.com.