INTERNACIONALES: DEPARTAMENTO DE JUSTICIA

EE.UU.: fuerza especial desactiva organización mexicana que distribuía cocaína y metanfetamina

La Fuerza Especial OCEDETF (liderada en Denver, Colorado, por la agencia antinarcóticos...
20 de Abril de 2017
La Fuerza Especial OCEDETF (liderada en Denver, Colorado, por la agencia antinarcóticos estadounidense, DEA), incluídos la Oficina del Fiscal del Estado de Colorado, a DEA y el Departamento de Policía de la localidad de Aurora, arrestaron este jueves a múltiples acusados a lo largo de los estados americanos de Colorado y California bajo distintos cargos relacionados con estupefacientes -conforme anunciara el Departamento de Justicia. Los arrestos tuvieron lugar a consecuencia de un año de investigación de las redes internas de una organización mexicana dedicada al tráfico de drogas, que ingresó estupefacientes a territorio estadounidense a través de California y Colorado. Un gran jurado federal de Denver había producido, previamente, una presentación que involucró acusaciones contra diecisiete individuos por conductas relacionadas con narcotráfico. La acusación incluye 45 apartados, e involucra un requerimiento de confiscación de activos de los imputados.
 
Como resultado de la citada operación, nueve individuos fueron puestos bajo arresto -encontrándose en custodia, previamente, otra persona. Siete han sido considerados como fugitivos.
 
DenverConforme surge de la acusación, los individuos importaron cocaína y metanfetamina en los EE.UU. desde México, la transportaron a través de California hacia Colorado, en vehículos con compartimientos ocultos. Las drogas fueron almacenadas en locaciones en Aurora (CO.) y luego trasladadas hacia el Mercado El Rancho, al domicilio 15401 de la calle East Mississippi en Aurora, para ser empacadas y distribuídas. El Mercado El Rancho, además de alimentos y productos varios, también contenía una oficina para transferencia de dinero -que es el modo en la procedencia dineraria de las drogas se distribuía desde Colorado de regreso a México. Otros métodos de movilizar dinero incluían el contrabando de dinero en efectivo en cantidad, en compartimientos ocultos de vehículos.
 
El acusado principal, José Tapia-Rubio (alias 'Don Chequetas'), de 58 años de edad -residente de Aurora pero oriundo de México- ha sido acusado por operar una Empresa Criminal Recurrente (Continuing Criminal Enterprise, CCE), y era conocido también como 'Líder Traficante'. A los efectos de ser acusado por regentear una CCE, debe certificarse la posición de liderato de la persona mientras se hallare involucrada con cinco o más personas responsables de una serie de delitos vinculados con las drogas, y que la actividad narco resulte en ingresos y recursos sustanciales. De ser sentenciado, Tapia-Rubio hace frente a una condena no inferior a veinte años de prisión obligatoria -con la posibilidad de ser ampliada a cadena perpetua- en una prisión federal, así como también a una multa de US$ 2 millones.
 
En concordancia con la acusación, entre el 1 de febrero de 2016 y el 15 de abril próximo-pasado, Tapia-Rubio y otros dieciséis acusados, con consciencia de sus actos y de manera intencional, conspiraron para distribuir y almacenar (para posterior distribución) cinco kilos de cocaína o más, cincuenta gramos de metanfetamina real (o más), y 500 gramos o más de una sustancia que contenía una cantidad detectable de metanfetamina. Solo por este cargo, cada acusado hace frente a una condena no inferior a diez años de prisión obligatoria, pudiendo llegar a cadena perpetua, así como también a una pena de US$ 10 millones. Cada acusado hace frente, asimismo, a una variedad de otros cargos relativos a drogas, que comportan otras distintas penas de prisión efectiva.
 
Como parte de la investigación y la posterior redada, el gobierno estadounidense persigue la confiscación de US$ 2 millones, así como también la confiscación de dos propiedades de Aurora utilizadas como casas para almacenar dinero y mercancía, una localizada en el 12091 de East Arizona Avenue, y otra, situada en el 7994 de East Utah Place, ambas en Aurora.
 
'Nos hemos comprometido a desmantelar y eliminar la amenaza representada por estas organizaciones criminales, que inundan las comunidades estadounidenses con peligrosos narcóticos', declaró el Fiscal General Jeff Sessions. 'Se presume que esta organización ha movilizado grandes cantidades de metanfetamina y cocaína desde México hacia Colorado, con un impacto devastador en las comunidades a su paso. Deseo congratular la sobresaliente cooperación federal, estatal y local, que resultó en esta altamente exitosa operación. El replicar este tipo de agresivas redadas de parte de las fuerzas de la ley es crítico a la hora de destruir la columna vertebral de estas organizaciones criminales'.
 
'La acción más estúpida que un traficante de drogas puede cometer es traer este negocio de estupefacientes a Colorado', declaró el Fiscal Actuante de los EE.UU., Bob Troyer. 'Contamos con los investigadores, fiscales y socios más sofisticados que uno puede hallar, y no toleramos el envenenamiento de nuestros ciudadanos' -apuntó.
 
'Esta organización criminal distribuyó cocaína y metanfetamina en nuestras comunidades, enriqueciéndose en el proceso a partir del sufrimiento de otros', expresión la Agente Especial a Cargo, Barbra Roach, de la División de Campo DEA en Denver. 'DEA se enorgullece tras haber identificado y puesto en la mira a estas organizaciones predatorias, y continúa trabajando con esmero para quitarlos de circulación, enviando a sus cabecillas a prisión'.
 
'La operación fue exitosa, debido al enfoque positivo de nuestra asociación con nuestros llegados a nivel local, estatal y federal', afirmó el Jefe de Policía de Aurora, Ken Metz. 'Este esfuerzo colaborativo ayudará a que Aurora sea cada vez más segura. Gracias a todos los oficiales involucrados'.
 
El caso de referencia fue investigado por la Fuerza Especial de Denver, que involucra a las siguientes agencias: DEA, Departamento de Investigaciones de Seguridad Interior y Aduanas, el FBI, el Servicio Interno de Impuestos (IRS) (Departamento de Investigaciones Criminales), el Servicio de Alguaciles de EE.UU., la Fuerza Especial Metropolitana Oeste, la Fuerza Especial del Norte de Colorado, la Oficina General del Fiscal de Colorado, la Patrulla Estatal de Colorado, y el Departamento de Policía de Denver.
 
Los individuos citados están siendo acusados por la Asistente del Fiscal de EE.UU., Stephanie Podolak. El procedimiento de confiscación de activos está siendo administrado por la Asistente del Fiscal de EE.UU. Tonya Andrews.
 
Los cargos referidos en la acusación son afirmaciones; y se presume que los individuos citados son inocentes, hasta tanto se pruebe son inocentes.


* Más información sobre los acusados, en éste link

Foto: crédito Denver 7