INTERNACIONALES: FRED LUCAS

Ataque estadounidense con misiles crucero contra base militar siria

Estados Unidos disparó una docena de misiles crucero contra una pista de aterrizaje...
07 de Abril de 2017

Artículo original en inglés, en http://dailysignal.com/2017/04/06/us-cruise-missiles-strike-air-base-in-syria/

* * *

Estados Unidos disparó una docena de misiles crucero contra una pista de aterrizaje en Siria, sobre la cual funcionarios militares estadounidenses afirmaron fue la fuente del ataque con gas venenoso perpetrado por el régimen de Basher al-Assad, y que terminara con la vida de al menos ochenta personas, 48 horas antes. El presidente estadounidense Donald Trump declaró que él ordenó los ataques en la noche del jueves, en respuesta al ataque con armas químicas que el dictador sirio Basher al-Assad ejecutó contra su propio pueblo

'Al emplear un agente nervioso letal, Assad ahogó las vidas de hombres, mujeres y niños indefensos', dijo Trump sobre las víctimas del evento, sobre lo que se cree fue gas sarín. El mandatario vertió estos conceptos alrededor de las 10.00pm del jueves (hora del Este de EE.UU.), desde su residencia en Mar-a-Lago en el estado de Florida. 'Ningún hijo de Dios debiera padecer jamás semejante horror', declaró el presidente estadounidense

La agencia Associated Press informó que 59 misiles crucero del tipo Tomahawk cayeron sobre la base aérea Shayrat, en el centro de Siria, a las 8:45pm (hora del Este en EE.UU., 3:45am hora de Siria el viernes). Los misiles fueron disparados desde dos destructores: el USS Ross y el USS Porter, en el Mediterráneo, según informó Jennifer Griffin (Cadena Fox).

 

A missile is fired at the base in Syria from the USS Porter in the Mediterranean Sea. (Photo: U.S. Navy/Sipa USA/Newscom)

Un misil Tomahawk es disparado contra la base militar siria, desde el destructor estadounidense USS Porter, en el Mar Mediterráneo.
(Crédito: Armada de los Estados Unidos [U.S. Navy]/Sipa USA/Newscom)

En sus comentarios, Trump dijo:

Esta noche, ordené un ataque militar de precisión contra una pista de despegue y aterrizaje desde la cual se lanzó el ataque con armas químicas. Es parte de los intereses vitales de seguridad nacional de los Estados Unidos el impedir y disuadir ante el empleo de armas químicas letales. No puede discutirse que Siria utilizó armamento químico prohibido, que violó sus obligaciones, tipificadas en la convención sobre armas químicas, y que ignoró las exigencias del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.


Trump continuó, exigiendo la constitución de una coalición para asistir a los Estados Unidos en su oposición a Basher al-Assad y al terrorismo 'en cualquier formato'. 'Esta noche, convoco a las naciones civilizadas a unírsenos en nuestra meta de poner fin a la carnicería y al baño de sangre en Siria, y asimismo, para poner fin al terrorismo en cualquier formato', señaló el mandatario estadounidense. A lo largo de la campaña presidencial, Trump se había promocionado como un no-intervencionista y, previo a ingresar en la carrera presidencial, había advertido a su predecesor, Barack Obama, que se abstuviera de intervenir en Siria.

Pero, en oportunidad de una conferencia de prensa ofrecida el miércoles en el Rose Garden, Trump apuntó que su postura respecto de Siria y de al-Assad había cambiado luego de asistir a imágenes de la carnicería, especialmente las horrendas muertes de niños e infantes, en el pueblo (bajo control rebelde) de Khan Sheikhoun. El ataque stadounidense contra la base de Shayrat afectó a aeronaves, depósitos de combustible, depósitos de repuestos, y a la propia pista de despegue y aterrizaje -informó The New York Times, citando a fuentes militares. Trump no advirtió al presidente ruso Vladimir Putin previo al ataque, afirmó John Roberts (corresponsal de Fox en la Casa Blanca) desde Mar-a-Lago. EE.UU. no notificó a los rusos a través de canales normales utilizados para evitar conflictos -según afirmaron funcionarios de la Administración americana.

Putin ha respaldado al régimen de al-Assad en Siria (así como también le proporcionó pertrechos) durante la guerra civil que ya lleva seis años de duración. Centenares de tropas estadounidenses ya se encontraban en territorio sirio, como parte de la lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico (ISIS), estacionados en Raqqa y en las porciones norte y central del país. El ataque contra la pista tuvo lugar ni bien Trump despidió al líder chino Xi Jinping, quien se encuentra de visita oficial en Mar-a-Lago para llevar a cabo conversaciones con Trump durante el fin de semana, informó Roberts.

Trump no aclaró si acaso la política exterior estadounidense aprueba ahora mismo el cambio de régimen en Siria. La pasada semana, el Secretario de Estado Rex Tillerson afirmó que dependía del pueblo sirio decidir el destino de al-Assad. Sin embargo, el pasado jueves, Tillerson declaró: 'No habrá lugar para al-Assad a la hora de gobernar al pueblo de Siria'. De igual manera, Trump tampoco respondió las consultas de un periodista al respecto de si EE.UU. contaba con autorización legal para lanzar el ataque militar.

Obama, a pesar de una advertencia a al-Assad en 2012 de cara a que se abstuviese de utilizar armas químicas, prefirió buscar aprobación del congreso estadounidense -que jamás obtuvo- para lanzar un ataque contra Siria, luego de registrarse un ataque con armamento químico que se cobró la vida de cientos de civiles en cercanías de Damasco en 2013. Luego de ello, al-Assad declaró que entregaría su arsenal de armas químicas, y que se suponía que Rusia asistiría en el proceso. Miembros del congreso de EE.UU. hicieron públicas sus reacciones tras el ataque estadounidense del jueves a la noche, en la red social Twitter.

 

El Senador John McCain (Republicano, por Arizona), quien habló con el presidente Trump en las primeras horas del jueves:

 

 

El Senador Marco Rubio (Republicano, Florida), adelantando el ataque, citó las Sagradas Escrituras:

 


El Vocero de la Cámara de Representantes, Paul Ryan (Republicano, Wisconsin), calificó la respuesta armada estadounidense como 'apropiada y justa':

 

Otros legisladores se opusieron a la medida:

 

El Senador Tom Cotton (Republicano, Arkansas), ex veterano de combate del Ejército de Estados Unidos, habiendo servido en Irak y Afganistán, recomendó a Trump tomar acciones 'rápidas y decisivas':

 


James Carafano, experto en temáticas de seguridad nacional en el think tank estadounidense The Heritage Foundation, dijo que los ataques limitados no son la solución para Siria. 'Un ataque militar punitivo de carácter limitado ciertamente envía un poderoso mensaje, al respecto de que el comportamiento de al-Assad se sitúa más allá de lo aceptable', señaló Carafano a The Daily Signal. 'Estados Unidos está combatiendo junto a sus aliados en la región para derrotar a ISIS, a los efectos de proteger a ciudadanos inocentes frente a esta clase de atrocidades. No hay razones para que al-Assad imagine que la comunidad internacional se mantenga al margen mientras él hace las peores cosas'.


Carafano, ex vicepresidente de Heritage que encabeza el Instituto Davis para la Seguridad Nacional y la Política Exterior, afirmó también: 'la solución ha de ser de largo plazo, y parte de un proceso político que haga responsable al régimen', para completar luego:

En este caso, la culpabilidad va más allá de al-Assad, llegando a los regímenes ruso e iraní, que respaldan este comportamiento despreciable. Particularmente aborrecibles son las acciones de Rusia, que frustró el accionar del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, al tiempo que desparramó desinformación para encubrir la culpabilidad del régimen de al-Assad.

Más tarde en la noche del jueves, Tillerson declaró que los ataques no expresaban un cambio no modificación en la política de la Administración Trump hacia los refugiados en Siria. 'En modo alguno intentaré extrapolar un cambio en nuestra política, como tampoco en nuestra postura, en relación a nuestras actividades en Siria de el día de hoy', apuntó el Secretario de Estado. Poco después, puntualizó: 

No han habido cambios en ese status. Entiendo que esto prueba que el Presidente Trump está dispuesto a actuar cuando gobiernos y actores (...) cruzan la línea en forma deplorable, violando compromisos que habían suscripto previamente.

 

Sobre Fred Lucas

Lucas se desempeña como corresponsal en la Casa Blanca, para el sitio web estadounidense The Daily Signal (Washington, D.C.). Es autor del libro 'Tainted by Suspicion' (Contaminados por la Sospecha).