INTERNACIONALES: GOLPE AL TERRORISMO

Proyecto Casandra: captura de Kassim Tajideen, ciudadano libanés, financista de Hezbolá

DEA y funcionarios federales del gobierno estadounidense anunciaron este viernes...
24 de Marzo de 2017
DEA y funcionarios federales del gobierno estadounidense anunciaron este viernes el arresto de Kassim Tajideen (foto), prominente patrocinador financiero de la organización terrorista Hezbolá. Tajideen ha sido acusado por evadir las sanciones estadounidenses interpuestas dado su apoyo financiero al grupo terrorista de referencia.

Tajideen -de 62 años de edad, nacido en Beirut, Líbano- fue arrestado en el exterior el 12 de marzo de 2017, bajo una acusación de once cargos llevada a cabo hoy en el Distrito Judicial del Distrito de Columbia, Estados Unidos, tras arribar el acusado al país. Tajideen hizo hoy su primera aparición ante la Juez Magistrado Robin M. Meriweather. Tajideen se pronunció inocente, y se ordenó que permaneciera detenido hasta la audiencia fijada para el 29 de marzo.

Kassim TajideenEl arresto y la acusación son resultado de una investigación de dos años, liderada por la agencia antinarcóticos de EE.UU. (DEA), asistida por Aduanas y Protección de Fronteras (CBP). El esfuerzo es parte del Proyecto Casandra (DEA), que pone la mira en la red internacional de respaldo criminal de Hezbolá -estructura calificada por DEA como Business Affairs Component (BAC), y que opera en formato de logística, aprovisionamiento y financiación para Hezbolá.

El Asistente del Fiscal Actuante, Kenneth A. Blanco, de la Divisón Criminal del Departamento de Justicia, la Asistente de la Fiscalía General, Mary McCord -de la División de Seguridad Nacional del Departamento de Justicia-, el Fiscal de Estados Unidos, Channing D. Phillips del Distrito de Columbia, el Agente Especial a Cargo Raymond Donovan -de la División de Operaciones Especiales- y el Comisionado Actuante de Aduanas (GBP) Kevin K. McAleenan, llevaron adelante el anuncio oficial.

'Kassim Tajideen representaba una amenaza directa a la seguridad y la estabilidad en todo el globo', afirmó el Agente Especial A Cargo DEA, Donovan. 'Como prominente hombre de las finanzas de Hezbolá, Tajideen ofició de elemento crítico para la red global de terrorismo del grupo. DEA y nuestros colegas nos hemos mostrado firmes en la persecución de las redes criminales y terroristas más peligrosas del mundo, y la de sus numerosos facilitadores, que amenazan el Estado de Derecho y a vidas inocentes'.

'Dado su apoyo a Hezbolá, un grupo terrorista de magnitud, el gobierno de los Estados Unidos impuso sanciones sobre Kassim Tajideen en 2009, que le impidieron hacer negocios con ciudadanos estadounidenses y compañías de este país', dijo Blanco, Asistente Actuante de la Fiscalía. 'Tales sanciones son una herramienta poderosa en el marco de nuestros esfuerzos para combatir a los terroristas y a aquellos que los respaldan. En efecto, las sanciones cumplieron la función de amenaza significativa para los amplios intereses comerciales de Tajideen, de modo tal que él invirtió esfuerzos para evadirlas, ocultando su identidad a entidades estadounidenses con las que llevaba a cabo tratos, y a las agencias del gobierno responsables de implementar esas sanciones. Gracias a la diligencia de la red compuesta por nuestros fiscales y socios en las fuerzas de seguridad, logramos quebrantar la red de intermediarios que, según se informa, Tajideen utilizó para ocultar su involucramiento, y ha sido traído a los Estados Unidos de América para hacer frente a la justicia'.

'Kassim Tajideen, según los cargos, eludió voluntariamente las sanciones estadounidenses interpuestas a partir de su respaldo previo a Hezbolá, organización terrorista designada como tal por las autoridades', sentenció McCord, Asistente Actuante de la Fiscalía General para la Seguridad Nacional. 'Tales sanciones están diseñadas para proteger nuestra seguridad nacional y la seguridad pública, limitando el acceso de terroristas a recursos, y su extradición envía un mensaje claro, en el sentido de nuestra dedicación a la hora de hallar y responsabilizar a aquellos que quebrantan las leyes'.

'La investigación sobre este caso y el arresto y extradición del acusado prueban nuestro compromiso a la hora de reforzar sanciones de importancia vital, pensadas para proteger nuestra seguridad nacional y nuestros intereses en materia de política exterior', señaló el Fiscal de los Estados Unidos, Phillips. 'Dado el duro trabajo de las fuerzas de seguridad aquí y en el exterior, Kassim Tajideen enfrentará ahora estos cargos en un juzgado estadounidense'.

La acusación formulada a Tajideen refleja un cargo de conspirar voluntariamente para violar el Acta de Poderes Económicos Internacionales de Emergencia (IEEPA) y las Regulaciones relativas a Sanciones contra el Terrorismo Global, siete cargos de transacciones ielgales con un Terrorista Global Especialmente Designado, y un cargo de conspiración para lavar instrumentos monetarios. La acusación, asimismo, notifica que el gobierno buscará una confiscación del dinero contra los acusados que equivalga al valor de cualquier propiedad, real o personal, que constituya o bien se derive de maniobras rastreables sobre tales ofensas.

De acuerdo a la acusación, Tajideen presidió un negocio multimillonario de distribución de materias primas que opera principalmente en Oriente MedioAfrica, a través de una red de firmas integradas verticalmente, sociedades y nombres de fantasía. La acusación agrega luego que Tajideen y otros se involucraron en un elaborado esquema para hacer negocios con firmas estadounidenses, mientras se ocultaba el involucramiento del propio Tajideen en tales transacciones.

OFAC, TreasuryLa Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro (OFAC) consignó a Tajideen como Terrorista Global Especialmente Designado el 27 de mayo de 2009. Esta designación prohíbe a firmas americanas realizar transacciones no licenciadas con Tajideen o con cualquier firma que operase en su beneficio -en esencia, despojando al imperio comercial global de Tajideen de su capacidad para adquirir bienes en los EE.UU. o bien girar dinero a este país. No obstante, la acusación alega que Tajideen reestructuró su imperio comercial luego de conocerse la designación, a los efectos de evadir las sanciones y continuar conduciendo transacciones con entidades estadounidenses. Tajideen y otros crearon nuevos nombres de fantasía y minimizaron su titularidad de ciertas entidades -para ocultar la asociación con Tajideen. Este esquema permitió al acusado y a sus firmas continuar realizando negocios directamente con comerciantes estadounidenses que no conocían el trasfondo, así como también utilizar los sistemas de carga y transporte estadounidenses para conducir giros bancarios y movilizar contenedores, a pesar de las sanciones.

En conformidad con la acusación, entre aproximadamente julio de 2013 y la actualidad, los conspiradores completaron, de manera ilegal, al menos 47 transferencias bancarias individuales, toalizando un aproximado superior a los U$ 27 millones, a terceros en los Estados Unidos. En igual período, los conspiradores lograron sacar de los EE.UU. docenas de cargamentos ilegales de bienes para beneficio de Tajideen, sin obtener la respectiva licencia de parte del Departamento del Tesoro.

Una acusación es meramente un cargo formal, que versa que un acusado ha incurrido en una o más violacioens de leyes criminales, y a cada acusado se le presume inocente -a no ser que se pruebe lo contrario.

Esta investigación fue llevada a cabo por la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito de Columbia, la División Criminal sobre Lavado de Dinero y la Sección de Recuperación de Activos, DEA, Aduana de los Estados Unidos, Protección de Fronteras y su División Centro Anti-Redes, con asistencia de la Oficina de la División Criminal de Asuntos Internacionales y la Sección Contrainteligencia y Control de Exportaciones de la División de Seguridad Nacional del Departamento de Justicia. El caso está siendo llevado adelante por los Fiscales de los Estados Unidos, Thomas A. Gillice y Deborah Curtis, y la Asistente Especial ante el Fiscal de los EE.UU., Jacqueline L. Barkett de la Oficina del Fiscal de los EE.UU. para el Distrito de Columbia, y el Abogado de Procesos Joseph Palazzo, de la Sección Lavado de Dinero y Recuperación de Activos.

Otras agencias de investigaciones que tomaron parte en el Proyecto Casandra de DEA incluyen a la División de Campo DEA de Nueva Jersey y la División de Operaciones Especiales junto con numerosas oficinas DEA en todo el país, así como también la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro (OFAC) y la Red de Acción contra Delitos Financieros.