INTERNACIONALES: GABRIELA CALDERON

Ecuador: ¿debería importar realmente quién llega a la presidencia?

El filósofo Karl Popper decía: 'Es tiempo ya de que aprendamos que la pregunta...
28 de Enero de 2017

El filósofo Karl Popper decía: 'Es tiempo ya de que aprendamos que la pregunta: ‘¿quién debe detentar el poder en el Estado?’, importa muy poco si se la compara con las preguntas: ‘¿cómo se detenta el poder?’ y ‘¿cuánto poder se detenta?’' (1).

Estamos a menos de un mes de las elecciones presidenciales en Ecuador, y el nivel de electores indecisos permanece en niveles históricamente alto. En estas elecciones, el país se está jugando no solo la recuperación del crecimiento económico, sino también la recuperación de las instituciones que hacen posible una democracia liberal.

Debate, EcuadorPor un lado, pareciera ser que el voto de cada individuo interesa mucho, pues la vida de los ecuatorianos ha sido invadida por la política en casi todos sus ámbitos. Además, parecería ser que el resultado del proceso democrático siempre es legítimo, porque cada elector tiene un voto. Pero los resultados casi nunca son justos, conforme el proceso democrático favorece a aquellos que detentan poder político e ignora, cuando no perjudica, a aquellas minorías desfavorecidas cuyas opiniones son tan raras o extrañas que a los políticos les conviene, electoralmente, ignorarlas.

Mis colegas Aaron Ross Powell y Trevor Burrus explican que la política pinta el mundo de blanco y negro: 'No solo surgen los partidos políticos, sino que sus partidarios se asemejan a los fanáticos del deporte, a las familias en discordia, o estudiantes de escuelas secundarias rivales. Los matices en las diferencias de opiniones son intercambiados por dicotomías rígidas que son en gran medida fabricaciones'.

La popularidad es una forma importante de poder político. Por ello, los políticos suelen estar dispuestos a hacer lo que sea por mantenerla. Esto hace que, en la política, interese más lo que se ve que lo que realmente pasa.

Todo eso nos lleva a pensar mal de la política y de los políticos. Muchos se quejan de todos los candidatos o de algunos en particular. Por favor, recuerden todos esos defectos que suelen ver en los políticos la próxima vez que les consulten en las urnas si darle o no más poder a la clase política gobernante de hoy o del futuro. Si bien esos políticos puede que sean de su agrado, nada es eterno, y ese mismo poder el día de mañana lo heredarán otros que quizás no lo sean.

En los últimos años, se sometieron al proceso democrático decisiones relativas a violar o no derechos individuales, cosa inadmisible en una democracia liberal digna de dicho adjetivo. Recurrentes mayorías electorales de ese momento aprobaron múltiples cheques en blanco para el gobierno actual, que pretende permanecer en el poder de manera indefinida y que jamás tuvo el propósito de respetar las reglas del juego democrático.

Para los indecisos y para aquellos que desean votar nulo o blanco, es cierto que no existe candidato ideal y, quizás, ni uno que se acerque remotamente a sus preferencias individuales. Pero lo que interesa es que, quien sea que llegue a Carondelet, lleve a cabo las reformas políticas y económicas que reduzcan la capacidad que tiene la clase política de hacerle daño a la sociedad.

Popper decía también: 'Debemos aprender que, a la larga, todos los problemas políticos son institucionales' (2). Por lo tanto, en lugar de esperar a un 'redentor', deberíamos elegir a aquel candidato que prometa un mayor control institucional del poder.



Referencias

1. Karl Popper. Open Society and Its Enemies, Cap. 19: “The Social Revolution”, p. 370.
2. Karl Popper. Open Society and Its Enemies, Cap. 19: “The Social Revolution”, p. 370.


 

Publicado originalmente en El Universo (Ecuador)
Sobre Gabriela Calderón de Burgos

Es Magister en Comercio y Política Internacional de la George Mason University y graduada con un título de Ciencias Políticas con concentración en Relaciones Internacionales de la York College of Pennsylvania. Se desempeña como Editora de ElCato.org. investigadora del Cato Institute y columnista de El Universo (Ecuador) desde enero del 2006. Sus artículos y papers son publicados regularmente en otros periódicos de Latinoamérica y España.