INTERNACIONALES: PHILIP GIRALDI

El problema migratorio de Africa

Los directores de seguridad de un número de naciones del norte y el este de Africa han estado...

01 de Noviembre de 2016
Los directores de seguridad de un número de naciones del norte y el este de Africa han estado comentando los asuntos derivados del flujo contínuo, a través de sus fronteras, de inmigrantes que buscan llegar a Europa. Se espera que las cifras declinen ni bien arribe la temporada invernal, pero no tanto como en años anteriores, y se prevé que la migración resurja nuevamente durante la primavera. Numerosos países que se han vuelto puntos obligados de tránsito informan que los inmigrantes provienen de lejos, incluso de Sudáfrica, lo cual refleja los problemas que prevalecen en grandes porciones del continente. Libia sigue siendo el punto principal de salida para embarcaciones que llevan a los inmigrantes hacia Italia, Grecia e incluso los Balcanes, fundamentalmente debido a las duras condiciones que se registran en el oeste de aquel país.
 
Los funcionarios apuntan que los migrantes generan problemas a lo largo de todas las rutas que conducen al norte, conforme transitan a través de naciones relativamente pobres que pocos recursos a la hora de mitigar las dificultades que presentan los extendidos periplos. Son incluso explotados -y hasta asesinados- por contrabandistas que infestan las rutas más utilizadas comunmente.
 
Africa, migrantesLos gobiernos del norte y el este africano culpan mayormente del resurgimiento del problema a las políticas de la Unión Europea de los últimos dos años, que han fallado a la hora de hacer frente a la marejada humana de manera realista, y suelen ser catalogadas como de naturaleza 'humanitaria', aún cuando los potenciales inmigrantes africanos rara vez son víctimas de agitación o de guerras civiles. En lugar de ello, se trata mayormente de jóvenes que buscan empleo y oportunidades para una vida mejor. Al ser entrevistados por las autoridades, se respaldan en la creencia de que, si arriban a Italia o a Grecia, lograrán quedarse en Europa. Muchos saben que Roma y Atenas están dispuestas a tolerarlos temporalmente pero, a la postre, intentarán influenciarlos para que se movilicen hacia el norte de Europa, que se lleva perfectamente con los migrantes. Muchos, en efecto, escapan de los campos de refugiados, a los efectos de procesar sus postulaciones en pos de obtener asilo o status de refugiados, y se dirigen hacia el norte. Lo que comunican a sus amigos y parientes en casa es que Europa ahora tiene puertas abiertas, y que es hora de tomar la iniciativa -aún cuando algunas naciones puntuales en el este de Europa estén intentando cerrar esas puertas.
 
(El flujo de potenciales refugiados que abandonan Siria es, desde luego, una cuestión distinta, pero también involucra a muchos casos no-humanitarios quienes, al igual que los africanos, destruyen sus documentos de identidad para dificultar su categorización y la evaluación de su status)
 
Los gobiernos de Africa del Norte gustarían de ver medidas más firmes para lidiar con el problema de los refugiados, aspirando a que la Unión Europea endurezca sus políticas y se rehúse a recibir nuevos inmigrantes; en lugar de ello, retornándolos a sus puntos de embarque, que mayormente tienen origen en la costa libia. Aquellos gobiernos africanos entienden que, una vez que la ruta de escape ha sido clausurada en su punto de destino, también irá clausurando la totalidad de los nodos a lo largo de la línea, lo cual podría evaluarse como un argumento sensato. Pero Europa muestra indecisión, mostrándose dispuesta a hacer lo correcto a la luz de la opinión mundial y, a la postre, empeorando el problema -generando mayores incentivos para que la gente se desplace hacia allí.


Artículo original en inglés, en http://www.theamericanconservative.com/articles/africas-migration-problem/ | Traducido y republicado con permiso del autor y de The American Conservative (Estados Unidos)

 
Sobre Philip Giraldi

Especialista en contraterrorismo; ex oficial de inteligencia militar de la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos de América (CIA). Se desempeña como columnista en medios de EE.UU., y Director Ejecutivo del Council for the National Interest. Otrora articulista en la revista The American Conservative, Giraldi publica ahora en el sitio web Unz.com. En español, en El Ojo Digital.