INTERNACIONALES: PHILIP GIRALDI

La coalición de los renuentes

Prácticamente todo mundo afirma que desea hacer algo contra ISIS, pero nada sucede...

23 de Diciembre de 2015
Prácticamente todo mundo afirma que desea hacer algo contra ISIS, pero nada sucede. En realidad, las únicas potencias afectadas directamente por ISIS y que se muestran dispuestas a luchar son Irán y Siria, con algo de ayuda de Hezbolá en el Líbano. Evaluaciones pesimistas de inteligencia preparadas por el Pentágono advierten que existen múltiples agendas aquí, mientras que el resto afirma estar involucrado en una coalición que ha sido mal bautizada como 'coalición multinacional'. Irak -actor de primera línea en el conflicto- ha sido obstaculizado por unas fuerzas armadas disfuncionales y corruptas que no pueden hacer frente a los resolutos combatientes de ISIS, ni siquiera contando con apoyo estadounidense. En efecto, y de acuerdo a informes, ISIS se beneficia con mucho más que un puñado de ex oficiales sunitas renegados del otrora ejército de Saddam Hussein.
 
Barack Obama y sauditasEn cualquier otro sitio, esta duplicidad exhibe mayor exhibición. Los sauditas preferirían ver a ISIS en Siria antes que a Basher al-Assad, a quien ven como un proxy (o subsidiario) de Irán. Aquéllos apoyan en secreto a ISIS, mientras simulan no hacerlo, y han enfocado su esfuerzo militar en el bombardeo de Yemén. Lo propio sucede con los Estados del Golfo, particularmente Qatar, anfitrión del Comando Central de Estados Unidos (US CENTCOM). Jordania, nerviosa de cara a su propia seguridad interna, reaccionó cuando su piloto fue públicamente quemado hasta la muerte pero, desde entonces, ha optado por retirarse de la lucha, salvo como apoyo marginal para el fallido esfuerzo estadounidense de entrenar a militantes 'moderados'.
 
Pero Turquía e Israel se llevan el premio entre las naciones que juegan para ambos lados. Turquía planificó y diseñó la puesta en escena del derribo de un avión de guerra ruso, con el objetivo de generar una disrupción en el desarrollo de una coalición genuina versus ISIS -en lugar de ello, optando por presionar con su guerra contra los kurdos y contra al-Assad. Los turcos han estado permitiendo a militantes cruzar su frontera desde Siria con relativamente escaso impedimento, cuestión explicitada por Barack Obama en conversaciones recientes. Yendo más al punto, los turcos han estado intercambiando armamento y dinero por crudo, el cual ISIS bombea de los campos que oportunamente ocupara en Siria e Irak. El hijo del presidente de Turquía, Bilal, se encuentra detrás del sindicato que exporta y comercia el petróleo, en transacciones que perfectamente podrían alcanzar los cientos de millones de dólares. Un intento por investigar a Bilal en 2013 fue obstaculizado cuando su padre intervino para expulsar a los fiscales y oficiales de policía involucrados. Turquía no se unirá a la refriega contra ISIS en el futuro cercano.
 
Y luego está Israel, que ha dejado en claro que prefiere a los terroristas antes que a al-Assad. Observadores de Naciones Unidas han estado informando durante meses la colaboración israelí con militantes que pululan por su zona fronteriza en los Altos del Golán, lo cual incluye a algunos afiliados de al-Qaeda y afiliados a ISIS. Israel también le compra petróleo a ISIS, a través de intermediarios turcos. Informes recientes preparados en Irak revelan que un coronel israelí, de nombre Yusi Oulen Shahak -reputado miembro de la Brigada Golani, de élite- fue capturado mientras oficiaba de asesor para una unidad táctica del Estado Islámico. El gobierno israelí no ha comentado sobre estas cuestiones, y los medios están evitando su promoción, pero éste podría perfectamente ser cierto, dada la convulsionada política de la región. En cualquier caso, los turcos, los sauditas y la predilección israelí de defender sus propios intereses separadamente, subrayan la inmensidad del problema para Washington -que sabe perfectamente qué es lo que sucede, pero se muestra incapacitado o poco predispuesto para contradecir abiertamente a sus eventuales aliados.


* Traducido y republicado con permiso del autor y de The American Conservative magazine (Estados Unidos) | Artículo original en inglés, en http://www.theamericanconservative.com/articles/coalition-of-the-unwilling/

 
Sobre Philip Giraldi

Especialista en contraterrorismo; ex oficial de inteligencia militar de la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos de América (CIA). Se desempeña como columnista en medios de EE.UU., y Director Ejecutivo del Council for the National Interest. Otrora articulista en la revista The American Conservative, Giraldi publica ahora en el sitio web Unz.com. En español, en El Ojo Digital.