ESTADOS UNIDOS: PHILIP GIRALDI

EE.UU.: asesinatos selectivos y medios de comunicación

Los medios de comunicación están informando acerca de un extraño 'éxito'...

04 de Noviembre de 2015
Los medios de comunicación están informando acerca de un extraño 'éxito' en la recurrente guerra de Washington contra el Estado Islámico de Irak y Siria. De acuerdo a fuentes anónimas y confidenciales en el seno del gobierno estadounidense, el Comando de Operaciones Especiales Conjuntas (Joint Special Operations Command, JSOC) se ha visto involucrado en un programa secreto para asesinar a 'objetivos [designados como] de alto valor', lo cual remite directamente a líderes terroristas y otras prominentes figuras -particularmente aquellas involucradas en acciones de propaganda y que incitan a musulmanes en Occidente a unirse a ISIS.
 
Este programa, que dio comienzo en la primavera septentrional, ha asesinado a cuatro individuos (según rezan informes), incluyendo al número dos de ISIS, Haji Mutazz. La operación emplea una 'matriz satelital, de sensores, de aviones no tripulados (drones) y de otras tecnologías', según la agencia Associated Press, pero se ha beneficiado en particular de una cobertura satelital de 24 horas brindada por la NSA (Agencia de Seguridad Nacional), técnica que ha sido empleada reiteradas veces en Afganistán.
 
El programa de referencia, en rigor, diferente de los bombardeos regulares llevados a cabo por la Fuerza Aérea y la Armada, recurre a drones militares para atacar a sus objetivos. Una de las fuentes de las que AP se hizo eco, describe cómo los asesinatos están 'desequilibrando' a ISIS, aún cuando el programa no alcanza a degradar seriamente la capacidad de ISIS para planear y ejecutar nuevas operaciones.
 
Con todo, existe un número de problemas tanto con el programa en sí mismo, como con el modo en que está siendo utilizado. Conforme la información es proporcionada por el Pentágono de manera anónima, la revelación de ésta es, en realidad, autorizada -aún cuando no se encuentre sujeta a ningún tipo de verificación independiente. Es probable que sea descripta favorablemente, para brindar a la Casa Blanca una muy necesitada 'victoria' en la Guerra contra el Terrorismo 
 
Adicionalmente, el hecho de que se revelara al liderazgo de ISIS que está siendo objetivo de bombardeos a través de sus teléfonos, forzará al grupo a descubrir nuevos formatos para mantener contacto con sus militantes, complicando la identificación de sus elementos en el futuro. La revelación de este tipo de información remite al estricto accionar de los espías, en tanto exponer a las propias fuentes y sus métodos representa el último mandamiento al respecto de cómo no proceder -lo cual sugiere que el relato en su conjunto podría incluso ser una distracción para ocultar lo que realmente está teniendo lugar.
 
Mientras tanto, y conforme los aviones no tripulados bajo control de las fuerzas armadas en Afganistán son conocidos por provocar daños colaterales, no queda claro si se está asesinando a civiles en oportunidad de los ataques y, de ser así, a cuántos de ellos. Como tampoco es transparente el procedimiento a la hora de autorizar un ataque. ¿Qué evidencia existe de que un objetivo de alto valor se encuentre en las cercanías, o bien que está utilizando un teléfono móvil que está siendo monitoreado? ¿Se asume que cualquier persona que encaje con el perfil buscado y que resida en una zona bajo control de ISIS o al-Nusra (afiliado a al-Qaeda) es un objetivo legítimo? ¿Cuáles son las reglas de combate para este caso?
 
Finalmente, están las consideraciones legales y morales relativas al asesinato selectivo per se. Los israelíes lo han empleado durante años, pero los aliados de los Estados Unidos en la guerra contra ISIS lo consideran inaceptable. El asesinato selectivo y de otras figuras prominentes fue contrario a la doctrina de los EE.UU. previo al homicidio de Anwar al-Awlaki en 2011. Ahora, se ha vuelto parte de la política oficial -del mismo modo en que es calificado como un éxito.
 
La Casa Blanca entiende que el asesinato del liderazgo de ISIS es legal, bajo la Autorización para el Uso de Fuerza Militar -y dado que se refiere a un grupo terrorista de orden salafista. Esto podría ser certero desde la perspectiva estadounidense, pero respaldar un programa de asesinatos selectivos abre la puerta a aquellos que estén siendo tomados por objetivos y decidan ejecutar acciones de reciprocidad -poniendo agresivamente en la mira a líderes de coaliciones gubernamentales y a otros funcionarios de alto nivel.


* Artículo original, en: http://www.theamericanconservative.com/articles/mainstreaming-assassination/ | Traducido y republicado con permiso del autor y de The American Conservative (Estados Unidos)

 
Sobre Philip Giraldi

Especialista en contraterrorismo; ex oficial de inteligencia militar de la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos de América (CIA). Se desempeña como columnista en medios de EE.UU., y Director Ejecutivo del Council for the National Interest. Otrora articulista en la revista The American Conservative, Giraldi publica ahora en el sitio web Unz.com. En español, en El Ojo Digital.