SOCIEDAD: POR ANNA RABAGLIATI - PUBLICADO EN BWN NOTICIAS

BWN Noticias: censura y persecución al periodismo

La Argentina experimenta un implacable avance totalitario encabezado por Cristina Fernández de Kirchner y sus fieles. Las dictaduras fascistas o comunistas acarrean dramáticas consecuencias para el flujo de información imparcial, por ello, BWN Argentina.com realizó una encuesta entre periodistas independientes, denominada: Censura y persecución al periodismo en Argentina 2012 ¿Que sienten los comunicadores?

13 de Abril de 2012

La Argentina experimenta un implacable avance totalitario encabezado por Cristina Fernández de Kirchner y sus fieles. Las dictaduras fascistas Matías E. Ruiz, El Ojo Digitalo comunistas acarrean dramáticas consecuencias para el flujo de información imparcial, por ello, BWN Argentina.com realizó una encuesta entre periodistas independientes, denominada: Censura y persecución al periodismo en Argentina 2012; ¿Qué sienten los comunicadores?

[1] Matias E. Ruiz es Licenciado en Publicidad y dirige el "Medio underground" e independiente con análisis y comentarios sobre política y sociedad en Argentina. Geopolítica. Noticias internacionales. El Ojo Digital.

Sus respuestas:

1) No según la Constitución Nacional, sino en la práctica: ¿existe libertad de expresión en la Argentina?

En mi opinión, la libertad de expresión existe en nuestro país. Creo, en todo caso, que el debate no debería pasar por allí, sino que debería tener relación con la manera en que elementos funcionales al Gobierno Nacional invierten su tiempo en oponerle a esa libre expresión una suerte de prerrogativa autoritaria y de descalificación, muchas veces recurriendo a metodologías que no son propias de una democracia.

2) Expresarse contrariamente al "modelo" kirchnerista, ¿es gratis para su salud, su seguridad, su tranquilidad?

A título personal, puedo decir que, inicialmente al menos, la gestión de la publicación de contenidos en El Ojo Digital me ha obsequiado un sinnúmero de molestias de alguna importancia. Con el tiempo, podría decirse que uno se acostumbra a observar ciertos patrones de conducta y a realizar un análisis a conciencia frente a de qué formas lo que publicamos influye en la vida de terceros. Uno se vuelve más cuidadoso, aunque no paranoico. Pero, sí; la cotidianeidad resulta afectada.

3) ¿Se considera Usted una persona que simpatiza con el oficialismo?

Nuevamente, desde lo personal, no simpatizo con el oficialismo. Pero me gustaría completar que he hecho extensivo ese reparo a la totalidad de la clase dirigente. La perspectiva acusa cambios violentos para cualquiera que tiene la oportunidad de mirar “detrás del telón”. Nada vuelve a ser lo mismo. Lo propio sucede con la manera en que Usted examina la vida en el país en que vive, antes y después. Existen ocasiones en que uno desearía “desaprender” todo lo aprendido.

Existen múltiples evidencias y testimonios en Argentina, sobre sitios web de noticias no oficialistas o independientes, que fueron atacados por hackers mediante la utilización de diversas mecánicas para bloquear o incluso interrumpir el funcionamiento de blogs y diarios. Estos hechos transcurren en el país desde hace al menos 8 años. Y se van incrementando.

4) ¿Usted siente algún tipo de presión siendo un periodista independiente?

Desde luego que esa presión es concreta, y real. Desde el inicio, existe una presión natural, si se quiere, que obedece a la necesidad de presentar la información de forma profesional y con un criterio de respeto hacia el lector. La realidad actual, sin embargo, impone nuevas presiones, originadas mayormente en el alcance potencial de la prerrogativa autoritaria del gobierno que mencionábamos líneas arriba. El aspecto en donde estas molestias son más palpables es en el esponsoreo; no podemos conseguir el sponsorship apropiado, puesto que conocemos de firmas que han sido presionadas para que no anuncien con nosotros.

5) ¿Usted sufrió operaciones de censura, persecución o acoso?

En efecto; hemos sufrido, hace ya algunos años, un ataque puntual de parte de la Oficina de Observaciones Judiciales de la Secretaría de Inteligencia (Av. De los Incas, en Capital Federal), que tenemos documentado. En esa oportunidad, los operativos a cargo obraron de un modo tan descuidado que nuestro proveedor de hosting en los Estados Unidos de América pudo rastrear el hack con domicilio preciso y con el identificador “Oficina de Obs. Judiciales”. Incluso surgió una identidad -aunque seguramente falsa- de quien ejecutó el ataque. A consecuencia de la operación, sufrimos la baja del sitio durante unos pocos días, aunque luego pudimos solucionarlo.

6) ¿Fue Usted, victima de violaciones a su privacidad?

Sí. Por costumbre y de manera periódica, encargo un barrido de la línea telefónica de mi domicilio particular. Hace pocas semanas, se me notificó que ésta se encontraba intervenida. Sé positivamente que de nada serviría formalizar la correspondiente denuncia en la Justicia. Termina uno dependiendo más del teléfono móvil y echando mano de tecnología de encriptación. Solo recurro al teléfono de mi casa para conversar sobre temas sin importancia, que no hacen al trabajo.

7) ¿Fue Usted amenazado?

He recibido mensajes en mi contestador en algunas ocasiones, en donde quien realizó la llamada tarareó la marcha fúnebre y luego mencionaba mi nombre. En tales casos, no he podido identificar el origen del llamado, mas no puedo atribuírlo al partido gobernante ni a su elemento. Ello, en virtud de que, desde nuestro sitio web, hemos criticado con igual dureza a la totalidad del espectro político. Pudo haber sido cualquiera. A estas alturas, estos episodios ni siquiera generan preocupación; eventualmente, uno termina comprendiendo que tienen que ver con “gajes del oficio”.

8) ¿Fue Usted intimado legalmente por utilizar el derecho a la libre expresión garantizado por nuestra Constitución?

La realidad es que no. Esto, según entiendo, obedece a dos motivos. El primero de ellos, que nuestra forma de plantear información y detalles puntuales observa la regla de no agredir gratuitamente al objeto/persona de la investigación. En segundo término, toda vez que referimos a un funcionario o situación particular, y al tiempo que respetamos aquella regla, nos aseguramos de contar con datos exactos que harían imposible su desmentida. Por defecto, ningún político desea exponerse a una situación potencialmente perjudicial desde lo mediático, existiendo la posibilidad de que el medio que se refiere a él pueda contar con muchos más detalles de los que promociona desde sus artículos. Este es nuestro caso: jamás revelamos el ciento por ciento de los datos que recibimos.

9) Acorde a la censura, ¿cómo observa el panorama de la información en la Argentina en un futuro próximo?

Mucho me temo que se percibe preocupante. No solo deberemos esperar un incremento de la agresividad en perjuicio del periodismo (independiente o no), sino también un crescendo paulatino de la concentración de medios privados en manos del Gobierno Nacional -sobre todo en el Interior del país-. Y esto también representa una restricción de la libertad de prensa e información, puesto que se busca acaparar todos los espacios posibles para así amortiguar el impacto de la crítica en el conjunto de la población. El examen riguroso de lo actuado por los gobiernos por parte de la prensa siempre ha perturbado a la clase política, pero es menester recordar que el kirchnerismo ha sido el primer espectro partidario que ha tomado la decisión de avanzar activamente sobre el periodismo no afín al poder que detenta.

Las redes sociales son un medio que, por su dinámica, es muy utilizado por el periodismo, y no solo en el ámbito profesional. Muchos periodistas tienen Facebook, simplemente para compartir ideas y socializar con amigos.

10) ¿Se sintió vigilado o perseguido en Facebook por cuentas falsas afines al gobierno?

Muy pocas veces.

Los cibermilitantes del estado vuelan cuentas de Facebook aprovechando bugs en la programación, que a su vez evidencian cierta permisividad por parte de la red social hacia acciones corporativas de denuncias falsas masivas, dado que no repara esos bugs hace varios años. Esto es admitido públicamente por militantes del Estado en el muro de Facebook del programa "678".

11) En su pagina de noticias, o su página personal como figura pública; ¿siente que sus fans sienten miedo de pinchar en "Me gusta" porque muchos de ellos son perseguidos e incluso borrados de la red por hacerlo?

Nuestro espacio oficial de Facebook no denota casos en donde nuestros fans hayan declarado tener miedo o algún reparo en opinar o declarar que les gusta tal o cual noticia. Sin embargo, es notable la cantidad creciente de identidades que no declaran nombre ni apellido (utilizando pseudónimos o marcas). En mi opinión, esta también es una expresión contenida de temor. Y debe modificarse: el ciudadano nunca debe temer a decir lo que piensa. El miedo es el peor consejero, no porque haga daño, sino porque paraliza.

12) ¿Sufrió censura o represión en Facebook?

No nos ha ocurrido de momento, aunque sí conozco de ejemplos en los que los espacios de Facebook de sitios amigos (algunos de ellos partidarios, otros simplemente informativos) lo han sufrido. El método es siempre el mismo: la denuncia masiva de los espacios para provocar un “override” del sistema automático en Facebook que clausura el acceso a tales sitios internos. El grupo de denunciantes logra siempre su objetivo porque siempre transcurre un tiempo prudencial hasta que la red social recurre a HUMINT (Inteligencia Humana) para analizar el bloqueo y brindar la respectiva solución. De lo que se trata es de demoler psicológicamente a la víctima de la denuncia, para que postergue su actividad y reconsidere si vale la pena continuar haciéndolo.

La temática de la avanzada de los gobiernos en perjuicio de la ciudadanía en el espacio cibernético es interesante, por cuanto no ha sido el gobierno argentino el primero en recurrir a este modelo disruptivo de la comunicación. Nosotros hemos podido entrevistar a expertos que asesoran al Pentágono y a “agencias de las tres letras” en materia de seguridad informática -Jeffrey Carr, http://www.taiaglobal.com/, autor de “Inside Cyberwarfare”, es uno de ellos-. En este sentido, los gobiernos de Nigeria y China, por ejemplo, recurren permanentemente y desde hace tiempo a esta prerrogativa, ya sea por cuestiones de índole política o geopolítica. También pueden contabilizarse ejemplos como los de Rusia e Israel (en este último caso, con la meta de anticipar ataques de parte de hackers de origen árabe).

Muchos periodistas, cada vez más, utilizan pseudónimos para entrar a Facebook.

13) ¿Por qué cree que se da este fenómeno?

Puedo comprender que los columnistas dominicales de diarios como Clarín y La Nación eviten utilizar sus nombres, y que a veces ni siquiera aparezcan por las redes sociales con su verdadera identidad, aunque creo que esto es un error. Ya se trate de miedo o de temores de cualquier tipo, lo que creo corresponde es “plantarse” y tratar todos los temas, de frente. Usted siempre está en posibilidad de controlar la manera como conecta con otros usuarios; si esto se hace bien, no debería haber preocupación. Y si de lo que se trata es de pasar desapercibido, no es un método útil. Con disponer del correo electrónico de un usuario, cualquier persona malintencionada puede cerciorarse de si está presente, por ejemplo, en Facebook, o no.

* * *

 

Por Anna Rabagliati, BWN Noticias
Web: http://bwnargentina.blogspot.com.ar/
Twitter: http://twitter.com/AnnaRabagliati

Nota de la autora de la entrevista: Mi nombre es Anna Rabagliati y fui perseguida, espiada y finalmente censurada completamente en Facebook por militantes del Gobierno Nacional argentino.

Anna RabagliatiMe gustaría recomendar los capítulos anteriores de esta serie de artículos sobre la CENSURA en ARGENTINA (para ir sumando perspectivas). En la primera entrega respondieron: Darío Gallo Revista Noticias y Perfil.com, Christian Sanz de Tribuna de Periodistas, Diego Ignacio Mur de BWN Patagonia y BWN Argentina, y Gabriel Roca de BWN Patagonia. La segunda vez fue entrevistado Claudio Izaguirre, quien pelea por la salud de los jóvenes argentinos y sigue adelante pese a las criticas, persecución y mentiras de Aníbal Fernández, o el "Narco", como se lo conoce popularmente. Asimismo, BWN agregó ciertas notas relevantes entre estas entrevistas que aportan mucho a la cuestión y por ello enlazo a continuación:

#ChauMoreno y sigue la #censuraK y manipulación oficial en las redes (Sobre la censura a Lanata en Twitter. Hashtag #CensuraK, cada vez más popular en Twitter, Mientras Cristina cae, sube la censura en Argentina, Terrorismo de Estado en Facebook y Argentina, Cristina Fernández de Kirchner: Se incrementa la Censura en Argentina, Susana Guzner, un blog revela su relación con 678, y esta creo, la más directa y explicativa sobre el accionar corrupto del oficialismo y sus estrategias de censura: Difamación K: Sobre teorías de conspiración y moderación de comentarios en BWN.

Por Anna Rabagliati, desde BWN Noticias Argentina - Link directo